Oltra, vulgar encubridora. Teresa, víctima de abusos sexuales por el exmarido de Mónica


¡Qué bajo han caído estas «personajas» que dicen ser feministas y defender a la mujer!

OltrayAbusada

Mónica Oltra, el lado malo de esta historia de abusos sexuales, demostrada incompetente y represora de menores. A la derecha de la foto, Teresa, una de las menores que fueron abusadas por el exmarido de la exvicepresidenta Oltra.

Por Jesús Salamanca Alonso / La mejor noticia del día ha sido el anuncio de la dimisión de la vicepresidenta del Ejecutivo valenciano, Mónica Oltra. Y lo ha hecho por la presión ejercida sobre ella por Ximo Puig. Oltra ha sido incapaz de proteger nada, ni siquiera a una indefensa menor de 14 años que, en su momento, sufrió el ultraje y reiterados abusos del exmarido de Oltra sin que ninguna «feminista de corral» saliera en defensa de la víctima. ¡Qué bajo han caído estás «personajas» que dicen ser feministas y defender a la mujer!

«Ahora se entiende el odio de esta tropa hacia los hombres, viendo quiénes son sus parejas, «melocotones» y medias naranjas o barraganes. Nunca han conocido hombre que merezca la pena».

De las 13 rosas se han quedado en cinco cardos borriqueros (así reza el meme) y dos ya están imputadas por lo que no van a «SUMAR» para el proyecto fallido de Yolanda Díaz, comunista del niño Jesús, próxima a CC.OO. y vicepresidenta primera del Gobierno sociocomunista. Insisto en que Mónica Oltra no es la víctima. Su dimisión es consecuencia de su fracaso y de su irresponsabilidad, así como de sus reiteradas mentiras, además de la trama mafiosa que hilvanó con sus quince funcionarios babeantes. Prefirió proteger al agresor y no a la víctima.  Creía más importante su chapucera carrera política que la defensa de la verdad, la honradez y el sentido común.

Con el apoyo de las feministas a Mónica Oltra queda demostrado el nivel de pensamiento y sentido común de los nuevos «bárbaros» de la política. Ahora se entiende el odio de esta tropa hacia los hombres, viendo quiénes son sus parejas, «melocotones» y medias naranjas o barraganes. Nunca han conocido hombre que merezca la pena. No descarten que muchas de ellas procedan de la desestructuración familiar y hayan conocido el linchamiento diario de monstruos con nombre de hombre o de mujer.

Lo de apoyar a una señora imputada por delitos relacionados con abusos sexuales a un menor es propio de miserables, pero lo de pedir que se le agradezcan los servicios prestados es una degeneración de grueso calibre. Todos los políticos de la siniestra, y de la extrema izquierda que están mandando ánimos a Oltra, olvidan quién es la verdadera víctima: Teresa. Para ellos no existe.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.