CUP: Estercolero de la democracia en España.


“A todo ese conglomerado de problemas se ha unido la cizaña que permanentemente difunden otros grupos de izquierda radical…”

Cataluña: estercolero de la democracia gracias a la actuación represiva de la CUP y a su reparto de armas entre la población civil.

Por Jesús Salamanca Alonso / Pintan bastos y no parece que dejen de pintarlos. A todo ese conglomerado de problemas se ha unido la cizaña que permanentemente difunden otros grupos de izquierda radical cuyo programa se sustenta en aquello de: ”Cuanto peor, mejor”. Hablamos de ‘Podemos’, ‘Compromís’, Mareas y otras formaciones afines y cercanas a la banda terrorista, ETA.

El 1-O está próximo. El Gobierno se juega su permanencia y la Judicatura su credibilidad. Si fallan ambos, esa fractura que existe en la sociedad catalana puede acabar en guerra civil. Confieso que me gustaría equivocarme, pero también soy consciente de que mucha gente piensa como yo. Al tiempo.

Anuncios

Escudos humanos en Cataluña y Tribunal de Derechos Humanos


El martes, procederé a denunciar ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo la utilización de niños en Cataluña como ‘escudos humanos’.

Niños catalanes utilizados como escudos humanos contra España y azuzados por sus profesores y –en muchos casos– los padres también.

Jesús Salamanca Alonso / Este que escribe — como ciudadano, contribuyente en el Estado español y como profesor de educación de personas adultas– la semana pasada cursó un escrito documentado y argumentado a la ONU y a UNICEF denunciando la utilización de los niños catalanes como ‘escudos humanos’, así como el odio mostrado por un sector del profesorado,  y demostrando que la indignidad se había apoderado de las facciones  más radicales de Cataluña. A esa denuncia acompañaba 25 fotografías de denigrantes situaciones, ejemplo de la indignidad, represión y del odio que se ha instalado en la sociedad catalana, así como del racismo, el ‘bullying’ y el desprecio a todo lo que no es catalán: pongo como ejemplo la presión y represión de un profesor independentista al hijo de un policía nacional para que dijera en clase quién era y a qué se dedicaba su padre.

El independentismo fascista contra la Seguridad del Estado


Cuando el fascismo se viste de payaso, el sentido común puede perder sus límites.

En ocasiones, la realidad supera a la ficción.

Cataluña utiliza a los niños como ‘escudos humanos’


“En este punto echo en falta a la Alta Inspección educativa en Cataluña; una prueba de que esa figura no ha servido para nada porque ha dejado hacer hasta límites incontrolados”

ARRIBA: Escena de la utilización de niños por parte del nazismo. ABAJO: Escena de la utilización de niños por parte del independentismo catalán.

Por Jesús Salamanca Alonso / El nazismo, durante su periodo de expansión, utilizó a los niños para difundir su ideología. Aquello fue lo más indigno en que puede caer un ideólogo y una ideología. El final ya lo conocemos y la Historia no hace precisamente un balance positivo de las corrientes fascistas; máxime tras conocer las atrocidades contra seres humanos. Bien es verdad que, con muchos millones más de muertos, está el Comunismo aunque esto hoy no toca.

Bien, pues resulta que en Cataluña se están siguiendo los mismos métodos que en el nazismo y el fascismo tras el golpe de Estado perpetrado contra España. Niños con banderas presidiendo las calles y las manifestaciones; colegios e institutos pidiendo permiso a los padres para sacar a los niños en ‘manifas’, a modo de escudos humanos, alardeando de banderas separatistas y con cánticos de odio hacia España y cuanto suena a español. En este punto echo en falta a la Alta Inspección educativa en Cataluña; una prueba de que esa figura no ha servido para nada porque ha dejado hacer hasta límites insospechados e incontrolados: ahora llegan las quejas para vergüenza de la clase política.
Sigue leyendo

Terrorismo dialéctico de la izquierda radical


En esta España fraccionada, la izquierda entiende todo al revés: sus escraches son libertad de expresión, pero si son contra ella, sin actos fascistas.

La confusión de la izquierda radicla no para de crecer y de entenderlo todo al revés.

¿Estibadores con el independentismo catalán?


Cuando la imagen vale más que mil palabras…

“¡Curioso, en España todas las putas son francesas!”


La agudez de los españoles siempre a flor de piel.