Ladrones de cuello almidonado


La miseria humana de los políticos españoles llega hasta límites insospechados. Ésta es una prueba de ello: se dedican a la política para medrar y enriquecerse. Foto robada en Facebook por su importancia informativa.

Anuncios

¿Corrupción consentida en el Congreso de los Diputados?


Montoro, ministro de Hacienda, y pieza clave en la corrupción encubierta existente en el Congreso de los Diputados.

Tabarnia marca paletos con lazo amarillo


Al buen entendedor…

Marcado de paletos en Tabarnia. Fotocomposición robada la foto en Facebook.

Imagen solo para inteligentes


Imagen para inteligentes que no precisan explicaciones adicionales. Foto robada en Facebook.

¡Vaga, ridícula e incumplidora, además de impresentable!


“¡Debes hacer  lo que yo diga, pero no hagas lo que yo hago!”

¡Impresentable! Esta señora, que lleva viviendo de la mamandurria del PP desde que tengo uso de razón, aconseja a los demás que se jubilen a los 80 años y sigan trabajando, pero ella va a su escaño a dormitar, a jugar con juegos on line y a hacer declaraciones provocadoras. ¡Y todo por ser la esposa de un asesor del Partido Popular!. ¡Vaya gentuza más retrasada!

Montados en la misma burra


Albert Boadella ha sabido dar una ejemplar lección a quienes rociaban con sal los sarmientos de la convivencia

Mayoría separatista en la Mesa del Parlamento catalán.

Por Jesús Salamanca alonso / Parece que en Cataluña pretenden seguir jugando a lo mismo que antes de la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Poco ha cambiado, a pesar de que algunos miembros del Gobierno central no se cansan de repetir que el artículo citado ha hecho entrar en razón a los “indepes”. Pero ya nadie de entre los catalanes y de entre el resto de la ciudadanía española se deja tomar el pelo, ni por pelomocho ni por los “Jordis” ni por el “Govern”.

Y para corregir lo que sea preciso, ahí está Tabarnia, bonito neologismo dispuesto a hacer entrar en razón al mundo nacionalista radical. Frente a la insensatez del independentismo, surge con fuerza la intención sana de poner frente al espejo a ese mundo radicalizado, desconcertado y desobediente a la ley. Ni Forcadell ni Font ni Rull ni Turull ni ninguno de cuantos estaban en prisión y tienen la causa pendiente han hecho lo que prometieron al juez. Lo que no entiendo es por qué el juez no vuelve sobre sus pasos: no tiene más que ver cómo Forcadell lleva toreándole un día sí y otro también; todo un juez –con un caso de la envergadura del catalanismo reaccionario– no tiene por qué pasar cada día por un cornúpeta más. El odio se corta sin odio y con la ley por delante. Pero cuanto antes. Sigue leyendo

Una vez más: el odio catalán a todo lo español


En ocasiones, la ignorancia arrastra a los más débiles.

Frances Homs condenado por corrupto y malversador.