La condena a los golpistas …. ¿Un acto de venganza?


Pedro Sánchez, presidente del Gobierno y falso líder de la organización criminal que preside.

LOS RÁBANOS POR LAS HOJAS / Pedro Sánchez ha asegurado este martes, desde Bruselas, que la decisión sobre los indultos a los golpistas se tomará en base a los «valores constitucionales como la concordia» y no «la venganza o la revancha».
En rueda de prensa tras el Consejo Europeo, el jefe del Ejecutivo ha afirmado que «la decisión que tome va a tener muy presente valores constitucionales como la concordia, el diálogo, el entendimiento o la superación de una crisis que desgarró la sociedad catalana y la española».
«Esos valores serán los que para mí, como presidente del Gobierno, pesarán en la decisión que tome» el Ejecutivo en su Consejo de Ministros, ha proseguido, diciendo que para él «no son principios constitucionales la venganza o la revancha».

Dice el artículo 1 de nuestra Constitución que España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho. El artículo 6 de nuestra Carta Magna subraya que el ejercicio de la actividad de los partidos políticos es libre dentro del respeto a la Constitución y la ley. Y, sin embargo, el presidente del Gobierno ha asegurado que su presumible decisión de indultar a los golpistas catalanes «va a tener valores constitucionales, entre los que no se encuentra ni la revancha ni la venganza». O sea, se pasa por el aro el artículo 1 y el artículo 6 y se inventa el argumento de unos supuestos valores constitucionales que no concreta para poner en la calle a los sediciosos. 
¿Pretende decir Pedro Sánchez que cuando el Tribunal Supremo condenó a los golpistas catalanes lo hizo llevado por un sentimiento de revancha o venganza? ¿Pretende decir Pedro Sánchez que en un Estado democrático de Derecho la Constitución y la ley tienen que supeditarse al interés político? ¿Y si así fuera, a qué interés político habría que supeditarlo: al general o al suyo en particular?
Lo que ha hecho hoy Pedro Sánchez para preparar el camino a los indultos, anticipándose al rechazo que recibirá esta semana por parte del Tribunal Supremo, es sugerir que el Alto Tribunal que mandó a prisión a los políticos catalanes actuó por venganza, una declaración brutal que demuestra que el jefe del Ejecutivo está utilizando los mismos argumentos que utilizaron los golpistas durante el juicio del 1-0.
Las palabras de Sánchez inhabilitarían a cualquier presidente del Gobierno de cualquier democracia avanzada para continuar en el cargo, pero este hombre ha retorcido hasta la náusea los principios más elementales del Estado de Derecho para poner en libertad a los golpistas catalanes que subvirtieron el orden constitucional.
De Pedro Sánchez cabe esperar todo lo que esté a su alcance para continuar en La Moncloa, incluso llevarse por delante la dignidad de España y los españoles.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.