¡…Y Bescansa se hizo casta pura y dura!


Todos los dictadores intentan dar una imagen distorsionada de lo que son en realidad.

Todos los dictadores intentan dar una imagen distorsionada de lo que son en realidad.

Por Jesús Salamanca Alonso / Todos los dictadores Se hacen fotos con niños en campaña electoral o aprovechando algún acontecimiento multitudinario. Con ello pretenden dar una imagen de ternura, sensibilidad y buen gusto. Pero, casi siempre, detrás de esa imagen se esconden monstruos descontrolados y con taras muchas veces irreconducibles.

Lo hizo Lenin, Franco, Stalin, el ‘gorila rojo’, Pablo Iglesias, Carolina Bescansa,… Piensan que los niños les permiten ser más cercanos y, sin embargo, lo que hacen es caer en la típica propaganda populista. Deben de pensar que la ciudadanía es tonta o algo así.

El día de la formación de la mesa del Parlamento español, Carolina Bencansa hizo el ridículo más espantoso que puede hacer una madre. Sacó a pasear a su hijo por el Parlamento y éste pasó de brazos en brazos como juguete que todos quieren tener. Las formaciones feministas han puesto a Bescansa a caer de un burro y, sobre todo, las madres que no pueden acudir con sus hijos al trabajo y tienen que ingeniárselas para organizarse. Esa organización supone que muchas veces haya que echar mano de los abuelos, tíos, hermanos, vecinos,… Pero, claro, Bencansa es una privilegiada. Bencansa es casta pura y dura, donde se encuentra perfectamente, como todos los secuaces que le acompañan con rastas y sin ellas. Quiso hacer un homenaje a no sé qué y le salió el tiro por la culata.

Al lado del Parlamento tenía la guardería pública (otro privilegio). También llevó a su niñera con el cochecito y estuvo en la puerta del Congreso de los Diputados hasta que la mamá decidió devolver el niño. ¿Qué pretendía demostrar? ¿A quién? ¿Por qué? Quería aparecer en los medios del día siguiente y así fue. Hay gente que si no se siente protagonista se muere de asco y Bencansa está entre esa gente. Los medios de comunicación alemanes se mofaron hasta la extenuación al ver la inmadurez de Bencansa como madre, como política y como ‘payaso’. Hasta la propia Ada Colau, que es de su misma ralea, dijo que eso estaba mal y que era un desprecio hacia las mujeres.

¡Ay Bescansa, quién te ha visto y quién te ve! ¡Cuánta estupidez te ha infundido Pablo ‘Mezquitas’ en estos años!. Has dejado tu tierra gallega para juntarte con lo más cutre, esperpéntico, sucio, mediocre y fascista. En fin, allá tú.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s