Los propios diputados gallegos desprecian a su pueblo


Un diputado gallego de Podemos llama “esclavos e ignorantes” al resto de los gallegos

Miguel Anxo Ferrán, diputado por Galicia e insultador del pueblo gallego.

Miguel Anxo Ferrán, diputado por Galicia e insultador del pueblo gallego.

Por Jesús Salamanca Alonso / La ignorancia es muy atrevida, por eso juega malas pasadas a mucha gente, de vez en cuando. Esa ignorancia abunda en las filas del partido bolivariano español de “Pablemos”. Tal ignorancia también jugó mala pasada a Bódalo, Rita Maestre, Monedero, Errejón,…. Ahora ha tocado a Bescansa, la despistada y desconcertante socióloga que ha insultado gravemente a los gallegos. No es la primera vez que esta señora se autoridiculiza: primero lo hizo en el Congreso llevando al ‘Bescansín’ para no se sabe qué y, ahora, a diario, se inmola con sus anticuados credos en las tertulias. Eso de ir diciendo que es socióloga le deja en ridículo, como le pierde hacer afirmaciones casposas y trasnochadas, muy propias del comunismo ‘baratero’.

Tuit del mediocre diputado gallego, Miguel Anxo Ferrán

Tuit del mediocre podemita y diputado gallego, Miguel Anxo Ferrán

Más recientemente, y en lo que a insultos y estupideces se refiere, le ha tocado a Miguel Anxo Fernán Vello. Este señorito gallego es diputado por En Marea en el Congreso. Ha ido en cabeza de lista tanto en diciembre como en junio. Miles de gallegos están pidiendo su dimisión en las redes sociales y en las Delegaciones de Gobierno gallegas. Se preguntarán ustedes el porqué de esos miles de peticionarios: su reacción a los resultados de las gallegas le duele y no soporta el concepto de mediocridad que la ciudadanía gallega tiene de En Marea-podemitas con tinte estrafalario y perroflauta. Ese desprecio de Fernán se extiende a todo lo que son los resultados de las elecciones autonómicas gallegas..

Es difícil ser más ignorante que el tal Anxo Fernán Vello. A las pruebas me remito. Ello se pone de manifiesto en su mensaje: “Extraño pueblo el nuestro: ‘esclavos’ que votan al amo, al ‘señorito’, al cacique, al que manda, a los de siempre. Pueblo alienado e ignorante. Triste”. Siempre se ha dicho que si volaran los gaznápiros, ignorantes y patosos, no nos daría el sol. Con barbaridades como esa, la ciudadanía se ha hecho una imagen del mundo podemita que les lleva a perder votos a chorro. No solo se les ve el plumero, también se les ha visto la cara y las intenciones; son casta desde el primer momento, incluso más casta que quienes recibían ese apelativo desde las filas bolivarianas. Todos podemitas están acogidos a todas las ventajas de la casta en el Congreso de los Diputados, sin excepción. Parecía que lo de trincar era de otros, pero el mundo podemita se apunta a un bombardeo si por medio hay ‘perras’, y no precisamente de las que ladran.

Siempre se ha dicho que los gallegos son muy listos. Se solía poner como ejemplo “lo de la escalera” (un gallego en una escalera no se sabe si sube o baja) pero entre tanto listo siempre hay mediocres que se hacen notar y buscan su minuto de gloria: léase Anxo Fernán, Bescansa y algún que otro sobrero, que no sobrado. De ahí la caña que han recibido estos dos indigentes intelectuales (Anxo y Bescansa) por menospreciar al pueblo gallego. A nadie debe sorprenderle el boicot que Galicia y buena parte de España ha empezado a hacer a las farmacéuticas de la familia de Bescansa, algo así como el boicot permanente a ciertos productos catalanes en Navidad.

 Las ‘bofetadas’ dialécticas han llegado desde todas partes, sin excepción. Pero voy más lejos: incluso el propio Partido Popular de Galicia le ha preguntado a Miguel Anxo si “esa reflexión la has hecho durante tus viajes en Business pagados por ese ‘pueblo alienado’ que te hizo diputado”. Sus viajes en clase preferente y su desprecio al pueblo gallego no van a pasar inadvertidos. Doy fe.

En las redes sociales se le ha llamado de todo, menos guapo, al pobre insultador, Miguel Anxo. Y se ha hecho por merecimiento. Hasta le han recordado en cientos de mensajes que “el pueblo al que insultas es el que te paga tu sueldo de diputado”. Muchos van más allá al afirmar  “tener vergüenza de haber votado por usted”. Ya se sabe que cuando los que dirigen pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s