Archivo diario: julio 23, 2022

¿Embarazos de alto riesgo en el Gobierno?


Embarazados

Se empezó por Lastra, sigue esta tropa…¿Y ahora?. «Abenámar, abenámar, maricón de la mariconería, el día que tú pariste grandes señales había…»

Rumores malvados en la izquierda-caviar


Rumores

La política degenerada de un mundo de izquierdas más degenerado aún. Viñeta de LINDA GALMOR.

¡EXIJO boicot total al Ejecutivo sociocomunista!


Erratas

El actual Ejecutivo está obligando al pueblo a un levantamiento inmediato. La ruina ya arrasa el país.

El mayor sinvergüenza de la historia de la democracia moderna


Un presidente para mayor vergüenza de un país pluricultural.

sÁNCHEZcAB

Pedro Sánchez «El mentiroso», presidente del Gobierno sociocomunista para mayor vergüenza de una nación.

Antonio hunde el Ibex. ¿Se dará cuenta el Ibex de lo que ha alimentado? ¿O todavía no?

(Juan Carlos Girauta)

Del botellón al ministerio. Por Rafael Nieto


Si Montero no se hubiese arrejuntado con Iglesias, jamás hubiese sido ministra, ni secretaria de Estado, ni ningún otro cargo público. Porque no tiene ni capacidad, ni experiencia, ni talento, ni inteligencia para poder estar en el Gobierno de España.

Botellón

Del botellón al Ministerio: Lilith Verstrynge, Irene Montero, Isa Serra y la conocida concejala madrileña (Rita Maestre) alias  «asaltacapillas».

EL CORREO DE ESPAÑA/ Dentro del absoluto carajal que es el descontrol del dinero público, y a pesar de que hay tribunales, instituciones y cargos dedicados a la vigilancia de ese apartado, el nombramiento de cargos públicos «a dedo» sigue siendo con diferencia el comportamiento político más indigno y vergonzante. Y es precisamente la izquierda, acostumbrada a decirle a los demás cómo deben comportarse, la que más cargos públicos enchufa, por el artículo 33 y sin que nadie fiscalice y controle esos nombramientos.
Aunque se enfaden mucho conmigo y piensen que soy un machista retrógrado (yo pienso de ellos cosas mucho peores), es bueno reiterar que Irene Montero es ministra de Igualdad por una sola razón: haberse arrejuntado durante un tiempo con Pablo Iglesias, cuando éste era vicepresidente del Ejecutivo. Esto lo sabemos todos y produce vergüenza ajena que semejante hecho haya acontecido sin que nadie haya pagado políticamente por ello. Si Montero no se hubiese arrejuntado con Iglesias, jamás hubiese sido ministra, ni secretaria de Estado, ni ningún otro cargo público. Porque no tiene ni capacidad, ni experiencia, ni talento, ni inteligencia para poder estar en el Gobierno de España.

Sigue leyendo