¡Atrapados en medio de su propia corrupción!


Miles de empresas sufrieron efectos por la pandemia, y no solo las que recibieron ayudas desmesuradas.

Corrupción1

Miembros del Gobierno bajo sospecha de corrupción. Calviño dio ayudas a la empresa de su marido y Sánchez a la de sus padres ilegal e injustamente.

Por Jesús Salamanca Alonso / De lo que se conoce, nada tiene que ver con el fomento, creación de empleo, promoción de actividades económicas y distribución de riqueza que es, justamente, el objetivo del Instituto de Crédito Oficial. Todo lo que no sea eso, es mera prostitución de la realidad en la que ha incurrido el reseñado Instituto.

Una breve reflexión: la adjudicación de más de 700.000 euros a la empresa de los padres de Pedro Sánchez «El mentiroso» y la correspondiente a la empresa del «melocotón» de Nadia Calviño, por importe de 963.000 euros, se justifican erróneamente como destinadas «a paliar los efectos del coronavirus». ¿Acaso solo sufrieron esos efectos la empresa de los padres de Pedro Sánchez «El mentiroso» y la del aludido «melocotón» de Nadia Calviño?

Esas injustas ayudas se dieron «gratis et amore» en plena pandemia, cuando más sufría la ciudadanía y aprovechando el ilegal encierro con el que el Gobierno nos represalió, a sabiendas de que el Tribunal Constitucional lo declararía ilegal, como ya dijeron los abogados del Estado en su momento y los áulicos consejeros del mentiroso presidente.

No eran momentos para pensar en otra cuestión que no fuera salir del infierno pandémico en el que nos encontrábamos y, claro, la ministra Calviño aprovechó a desviar esos fondos para la empresa de su marido. Menos mal, al menos no los desvió a los cinco lupanares frecuentados por los altos cargos socialistas de Andalucía; ubicaciones que se repartían entre Sevilla, Córdoba y Cádiz. Y si me equivoco de satrapías, que nos lo cuente Carmen Ibanca o Juan Espadas (ambos de la «banda del WordPerfect», Macarena Olona dixit), que ya vivían la intensa política de corrupción de la Junta de Andalucía.

Miles de empresas sufrieron efectos por la pandemia, y no solo las que recibieron ayudas desmesuradas. Pero… ¿y las personas que forman y formaban parte del escudo social, que son más de 1.000.000 de personas carentes de todo tipo de ayudas? ¿Y los autónomos que han tenido que cerrar cientos de negocios? ¿Y los trabajadores que han perdido su «laboreo» diario? ¿Y la hostelería que no funcionaba para unos, pero sí para otros? Recuérdense las tropelías del presidente cántabro, Revilla. ¿Y…? ¿Y…?

Así actúan el despótico, nepotista y oscurantistas nacionalsocialismo de Sánchez, al igual que lo hace la extrema izquierda que no se sabe por quién está liderada y mangoneada, además de Soros y la panda de la Agenda 2030. Juzguen ustedes, amigos.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.