Archivo diario: marzo 4, 2022

Imagen

Vladimir Putin no olvida el agravio que le hizo Carles Puigdemont y amenaza a Cataluña


Puuuutin

¡Echenique ya combate en Ucrania!


EcheniquepaUcrania

Varios miles de ciudadanos españoles han salido a despedir a Echenique a la frontera. Su destino es Ucrania y el objetivo será localizar las armas de destrucción masiva que Rusia transporta a Ucrania a través de Bielorrusia.

La Agencia de Noticias, Tass Passat, nos notifica que acaba de llegar Echenique a Ucrania y, en breve, estará listo para incursiones en el frente.
Os dejamos foto difundida a todos los mass media del mundo occidental y Moscú.
Los misiles de largo alcance han quedado en enviárselos Irene Montero e Ione Belarra por valija diplomática.
A su paso por Moldavia, la citada Agencia nos ha enviado la foto de prueba que veis adjunta. Su principal objetivo es la destrucción de los crematorios móviles que Rusia ha distribuido por Ucrania para no dar cuenta de los soldados fenecidos.

Salvar al soldado Echenique


EcheniqueTanque

«Defender la paz es lo más sensato, aunque nos acribillen», escribe Echenique, agitador de las turbas antifascistas que con el mismo discurso que el Putin de la ‘desnazificación’ ucraniana incendiaron Barcelona en febrero del año pasado y cuyo ‘material ofensivo’ -gasolina y adoquines- nunca cuestionó.

Lo de Ucrania es otra cosa, y lo de la paz con que la izquierda retro se llena la boca cuando no escupe contra la OTAN es el recambio, gato por liebre, de una libertad que no tolera.

Como las camaradas Belarra y Montero, Echenique está por la desnazificación de Ucrania, que es como la limpia ‘antifa’ de Barcelona, pero con logística y de uniforme. Sigue leyendo

Las armas a Ucrania encolerizan a Ione Belarra


Es urgente que ese colectivo ucraniano abra los ojos y vea cómo esta gente de la extrema izquierda española también representa la extrema beligerancia, el odio y la venganza.

Belarra3

Por Jesús Salamanca Alonso / La extrema izquierda solo mira a Rusia, defienden al genocida más loco y degenerado del siglo XXI, incluso en la medida de lo posible impiden que otros lleven ayuda humanitaria o de otro tipo a Ucrania. Hoy, por encima de todo, España debe volcarse –y lo está haciendo—con Ucrania y con la población ucraniana por encima de todo.

Ante la guerra del enloquecido Putin, la inmigración musulmana debe pasar a segundo o tercer plano: todas las reservas deben destinarse a las víctimas de la guerra en exclusiva. Poco a poco aprenderemos la diferencia entre inmigrantes por necesidad y por la guerra e inmigración mafiosa e ilegal, que es la procedente de Marruecos, con la colaboración mafiosa de sospechosas ONG. Sigue leyendo