Declaración de Carmen Ibanco, esposa de Juan Espadas, por el caso FAFFE


Ibanco

Carmen Ibanco, compareciente en la comisión de la FAFFE y esposa de Juan Espadas, alcalde de Sevilla. Carmen Ibanco, este viernes en la comisión de investigación del Parlamento andaluz ALFREDO DE ANCA

LOS RÁBANOS POR LAS HOJAS / El Parlamento de Andalucía ha retomado las sesiones de la comisión de la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) y que fue impulsada por PP, Ciudadanos y Vox. El objetivo de estos partidos es el de investigar «los chiringuitos», «las agencias de colocación» y «el enchufismo» del que acusan a los anteriores gobiernos andaluces del PSOE.
El eco de la actividad de esta comisión se hace más patente cuando altos excargos socialistas son citados: los expresidentes Manuel Chaves, José Antonio Griñán, Susana Díaz o la actual ministra de Hacienda María Jesús Montero. Pero en la última sesión, la lista de comparecientes incluía a Carmen Ibanco.
¿Qué interés tendrían los parlamentarios en su testimonio? Ibanco fue una trabajadora de la Faffe y en la actualidad desempeña las labores de técnico en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE). Además es la mujer del actual alcalde de Sevilla y secretario general del PSOE andaluz, Juan Espadas.

Ibanco, que acudió a la cita por «respeto» al Parlamento, ha insistido ante los diputados de la comisión que no tuvo conocimiento de «irregularidades» en la Faffe. «Fue todo con total transparencia, no tengo ningún complejo de nada», ha dicho.
La técnico del SAE accedió al puesto de trabajo en la Faffe en febrero de 2007. Por aquel entonces Espadas era viceconsejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Todo fue con un «proceso selectivo que lo avala», ha señalado Ibanco que, según su versión, se enteró de la convocatoria de empleo mediante un anuncio en un medio de comunicación.
La contratación de Ibanco ha sido contada de otra manera muy curiosa y singular porque ningún otro contratado por la FAFFE lo ha hecho. Contó El Mundo en noviembre de 2019 que la esposa del todavía alcalde hispalense entró en la FAFFE en febrero de 2007, después de enviar su currículo en respuesta a un anuncio publicado en el diario El País por el que, aparentemente, había tenido conocimiento de la oferta de trabajo.
Ibanco, según la versión de El Mundo, remitió su currículo al director de Recursos Humanos el 24 de enero de 2007 y el 1 de febrero el máximo responsable de la FAFFE, Fernando Villén, el que usó las tarjetas sex-black, firmó su contratación como técnico de proyecto con un sueldo de casi 1.800 euros brutos mensuales.
Para contratarla, señala el informe final de aquel proceso de selección, se tuvo en cuenta que poseía «amplios» conocimientos experiencia en programas de empleo, «así como una alta disponibilidad y motivación para el desempeño de las funciones del puesto».
 
«En menos de 24 horas»
La celeridad en la contratación de Ibanco ha sido cuestionada por las parlamentarias de PP, Ciudadanos y Vox. La diputada popular, Ana Vanessa García, cree que el acceso a la Faffe de Ibanco fue «incorrecto» ya que los contratos tanto de ella como de otras cinco personas más se firmaron semanas antes de que acabara el plazo para presentar solicitudes por parte de cualquier andaluz.
El interrogatorio se ha endurecido con las preguntas de la diputada y portavoz parlamentaria de Ciudadanos, Teresa Pardo. «En menos de 24 horas, usted envió la documentación, se seleccionó su documentación, la llaman para la entrevista y la entrevistan. Y todo esto sin finalizar el periodo para depositar las solicitudes. ¿Usted considera que concurrían los demás andaluces en igualdad o en la misma igualdad que usted?» «No voy a opinar», ha contestado Ibanco.
Por su parte, la diputada de Vox por Cádiz, Ángela Mulas, ha vinculado la contratación de Ibanco con el hecho de que Espadas sea su marido. Mulas ha calificado a la Faffe como un «entramado para colocar a familiares y allegados de miembros del PSOE». Ibanco ha apuntado que su marido «no tiene nada que ver con mi faceta profesional». «Es mi ámbito privado y personal», ha zanjado.
El foco en Espadas
La diputada socialista Soledad Pérez no cree que la comparecencia de Ibanco haya estado justificada. «Está aquí por una causa política porque su marido es el secretario general del PSOE-A y desgraciadamente han querido poner el foco en usted», ha denunciado.
El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, convirtió las irregularidades denunciadas en la Faffe en una de las banderas de su campaña electoral para los comicios autonómicos de 2018. Desde el PSOE no se duda que la comparecencia de Ibanco es una carta para dañar la imagen de su marido, Juan Espadas, candidato a la presidencia de la Junta.
La Faffe, que era un órgano dependiente de la Consejería de Empleo y que contaba con 1.300 trabajadores, se investiga ahora en los tribunales. Por un lado se busca esclarecer las irregularidades en la contratación de empresas de cursos de formación a parados. En otra pieza separada se estudia el gasto de fondos públicos en varios prostíbulos andaluces por parte de algunos altos cargos socialistas.
El caso adquiere ahora mayor relevancia, no por la señora Ibanco en sí misma sino porque, al ser la esposa de Juan Espadas, es la mujer del candidato socialista a la presidencia de la Junta en las próximas elecciones andaluzas que tanto PP como Cs se empeñan en asegurar que se celebrarán a finales de 2022.
Sin embargo, Juan Espadas dijo en 2010 que «ella es licenciada en Psicología, tiene varios masters y está muy preparada. Desde el primer momento dirigió su carrera profesional a la Psicología Social y a la orientación y formación laboral, siendo siempre una técnico de nivel básico, nunca directiva ni nada de eso. Estuvo trabajando en programas de orientación al empleo del INEM y también en la Cámara de Comercio de Sevilla».
Y siguió Espadas: «Entonces, en 2007, surgió una oferta pública, a la que cualquiera tiene acceso porque salió en las páginas de bolsa de empleo de la FAFFE, se presentó, hizo su entrevista y la escogieron. Así, empezó a trabajar en el SAE, pero siempre con un nivel básico, era «grupo E» y ahora es «grupo D», cobra 1.500 euros al mes, vamos, y no tiene ningún puesto de responsabilidad, ella es una más».
 
Las absurdas respuestas de la mujer de Juan Espadas en la comisión sobre su enchufe: «Usaba el ‘Word Perfect’»
Ángela Mulas, portavoz adjunta de Vox Andalucía, ha puesto contra las cuerdas a Carmen Ibanco, mujer de Juan Espadas (líder del PSOE-A), en la comisión que investiga su presunto enchufe en la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe). Ibanco ha demostrado ni siquiera saber qué hacía en su puesto de trabajo.
«¿Cómo es posible que a usted la contraten el 1 de febrero de 2007 cuando en la oferta pública pone que la fecha límite para depositar las solicitudes era hasta el 22 de febrero? ¿Qué pasa con todos esos andaluces que quisieron acceder a esa solicitud pública desde el 1 de febrero hasta el 22 de febrero?», cuestiona Mulas, a lo que Ibanco responde: «No entiendo. Yo contesté al anuncio tal cual me indicaba. A eso no voy a responder porque no tengo nada que responder».
Pero Mulas continúa: «El trabajo diario, ¿me lo puede describir? ¿o no quiere describirlo? ¿Usted puede describir en qué consistía su trabajo cuando se sentaba delante del ordenador?». «Yo, cuando voy a mi trabajo, me siento en mi ordenador, veo mi correo electrónico, y voy haciendo el trabajo que tengo que ir haciendo dependiendo del proyecto al que esté asignada en ese momento», continúa Ibanco.
«Pero, ¿en qué consisten esos proyectos? ¿De qué manera trabajaba usted? Es que, como tenemos la idea de que los trabajadores de la Faffe trabajaban de aquella manera, me gustaría saber en qué consistía su trabajo», insiste Mulas, a lo que Ibanco se hace la ofendida: «No voy a permitir que me falte usted al respeto».
«No. Yo no le estoy faltando al respeto. Esto es público y notorios. Es más, cuando usted dice que no sabe por qué ha venido aquí, es porque hay muchas dudas sobre su trabajo concreto», matiza Mulas, a lo que Ibanco responde que «no voy a contestar».
Pero lo mejor viene con la siguiente pregunta de Mulas: «¿Qué programa informático utilizaba usted?». «Yo usaba el ordenador como cualquier trabajador. Utilizaba el ordenador, con el sistema operativo, el Word Perfect (¿?)», finaliza. La pregunta: ¿Qué diantres es el Word Perfect?

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.