Viejos fantasmas en Moncloa


Al contrario de lo que sucede en el equipo de Nadia Calviño, la inepta tropa de Iván Redondo no se despega de Moncloa ni con agua hirviendo.

Redondo

Iván Redondo, mediocre gurú y ‘dron’ destrozado del presidente mentiroso ‘Cum Fraude’

Por Jesús Salamanca Alonso / Sánchez no puede esperar más para hacer cambios en el Gobierno. Desde que se inició la pandemia, sobre todo, hemos presenciado barbaridades mil en los diferentes ministerios. Enumerar todas sería  prolijo y, en algunos casos, más propio del chiste y el meme que de la seriedad que se le supone a cualquier Gobierno digno.  Sólo con mencionar a dos o tres ministros se le enciende la luz a cualquier lector y brotan infinidad de nefastos hechos por patética gestión: piensen en Marlasca (no se escribe con “K”), Alberto Garzón, Ábalos, las Montero

Iván Redondo se siente acorralado por problemas que no dejan de bullir, pero a la vez solitario, tal vez porque el poder genera soledad desde la responsabilidad. Lo que creíamos que era un gurú, tan solo es un personaje rodeado de casi un centenar de asesores a quienes manipula desde su búnker. No obstante, al contrario de lo que sucede en el equipo de Nadia Calviño, la tropa de Redondo no se despega de Moncloa ni con agua hirviendo. Son precisamente ese centenar de marionetas quienes han generado el carajal en los aledaños de Presidencia. De nuevo vuelven aquellos viejos fantasmas que habitaban Moncloa.

Las guerras intestinas declaradas por Redondo no siempre son aprobadas por el ‘Doctor’. Ahí tienen el fracaso rotundo al intentar traicionar al presidente ‘Cum fraude’. Pensaba el destartalado e indigente intelectual, Iván Redondo, que su señorito andaluz (Paco Salazar) iba a poder reemplazar en la “organización criminal” de Ferraz a ‘Carbonerito Chico’ (léase José Luis Ábalos, príncipe de Delcy Rodríguez). Lo que no sé es hasta qué punto ha metido baza el conocido y pendenciero leonés, Rodríguez Zapatero, alias ‘ZParo’.

Nadia Calviño no ha dejado de sufrir desde que fue apartada de los futuros y casi paralizados fondos europeos; parece que ni Redondo ni el presidente están muy interesados en que vigile una persona honrada ese ingente montón de euros que iba a llegar en septiembre, pero que no lo hará al menos hasta diciembre (Ursula Von Der Leyen, dixit). Eso siempre que se reduzca el montón de ministerios y no tenga presencia el comunismo en el Gobierno.

A eso es a lo que dedica ahora el fracasado, Iván Redondo, toda su indigencia intelectual. Pretende acaparar todos los fondos europeos y Sánchez no lo ve mal, pero Bruselas quiere transparencia, la creación de una agencia seria que controle el reparto y no ve con buenos ojos que el comunismo tenga parcelas de poder. Recuerden que comunismo y fascismo están condenados por la Unión Europea. La decepción con los dineros que se han enviado a España en este último año y medio, además de las mentiras y atropellos cometidos por el socialismo, no dejan margen de confianza a Europa con España. De momento, Bruselas ya ha pedido aclaración y explicaciones sobre muchos de los proyectos recibidos. Por lo visto, no cuadran con lo solicitado.

Atropellos como los cometidos por Redondo y sus políticas de brocha gorda han calado en profesionales de reconocido prestigio, como Carmen Balsa, que ha preferido marcharse antes que ser cómplice de lo que está sucediendo. Esta ínclita mujer, hecha a sí misma — al contrario de lo que sucede con ministros de ‘aguadulce’ y calamitosa titularidad– ha preferido dejar el equipo de Calviño y cambiar la dirección del su gabinete ministerial por la agencia comercial milanesa. Mucho más tranquila, con menos responsabilidad y donde no se libran miserables batallas.

Con todos esos fantasmas, y muchos otros que iremos desgranando en artículos sucesivos, a nadie extraña que el ‘Doctor’ piense en reducir los ministerios a doce o trece, prescindir de dos ministros comunistas, reducir dos vicepresidencias y prescindir de quienes llevan abrasados muchos meses, empezando por Marlasca (sin “K” en su fe de nacimiento y sin constancia de cambios en el Juzgado) y Pedro Duque, siguiendo por las Montero, Garzón, Castell, Campo

Una respuesta a “Viejos fantasmas en Moncloa

  1. Pingback: Viejos fantasmas en Moncloa | Análisis de la actualidad en clave liberal

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.