«¿Es comunista porque es tonta o es tonta porque es comunista?»


Ensucia el lenguaje convencida de que con su estupidez dialéctica perpetra un acto revolucionario.

monterohue-300x440

Irene, Irena, Ireno, Montere, Montera, Montere, ministra, ministro, ministre de IGUAL DA.

Por Eduardo García Serrano / EL CORREO DE ESPAÑA / Con cada una de sus coces a Elio Nebrija, a María Moliner y a Fernando Lázaro Carreter escribe el diccionario que limpia, fija y da esplendor al lenguaje inclusivo de los tontos que creen que el disparate sin género gramatical, expresado ad nauseam con cansinos circunloquios, es la lengua del imperio progre en el que habitan todos los imbéciles que, como Irene Montero, sólo ven pelos púbicos, penes y vaginas en las palabras, violencia machista en los verbos, heteropatriarcado en los adjetivos, dominación masculina en los sustantivos, sometimiento a la tiránica voluntad del varón en la sintáxis, fascismo en la dictadura gramatical, homofobia en la concordancia de género y micromachismo cotidiano en las copulativas y hasta en las disyuntivas que te obligan a elegir, porque la elección nunca es inclusiva siempre es excluyente, claro. O eres tonta o no lo eres.

Cada vez que Irene Montero abre la boca para eructar bellotas queda claro lo que es. No hay disyuntiva posible. Ella solita es la respuesta al “to be or not to be” de Sazatornil“¿Oiga, joven, usted es tonta porque es comunista, o es comunista porque es tonta”?

En el caso de Irene Montero, las dos cosas. Está en su naturaleza tal y como el bote forma parte de la naturaleza del tonto paradigmático, llámese Abundio o Irene. ¡Qué más da! pues los tontos no tienen sexo, aunque se reporduzcan como conejos y sean más contagiosos que la cepa brasileña del Coronavirus.

Irene Montero, que juega con su bote en el Ministerio de Igualdad, en un mitin con menos espectadores que una película de Fernando Trueba o que un concierto de Ismael Serrano, ha llenado los oídos de sus escasísimos hooligans de gilipolleces verbales que han hecho las delicias del pitorreo nacional en las Redes Sociales.

Vomitaba ante su menguadísimo auditorio “niños, niñas, niñes”, “hijo, hija, hije”, “todos, todas, todes”, “uno, una, une” y “escuchados, escuchadas, escuchades”. Y todo lo decía con el tono sesudo del tonto solemne que se cree Sócrates.

No da ni lástima ni risa, da asco y miedo porque tiene Poder. Y un comunista tonto (perdón por el pleonasmo) con Poder es siempre el mozo de cuadra de los Cuatro Jinetes del Apocalípsis y el grumete de Caronte. Decía Unamuno “la sangre de mi espiritu es mi lengua”; he ahí el espíritu y la lengua de Irene Montero.

La sangre la pondremos nosotros. Otra vez.

Eduardo Gracía Serrano ( El Correo de España ) – viñeta de Linda Galmor

2 Respuestas a “«¿Es comunista porque es tonta o es tonta porque es comunista?»

  1. Pingback: “¿Es comunista porque es tonta o es tonta porque es comunista?” | Análisis de la actualidad en clave liberal

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.