Vacunarse es una decisión personal


Astra3

Por Jesús Salamanca Alonso / No hay duda de que el hecho de vacunarse, o no hacerlo, es una decisión personal. No es obligatorio pasar por la vacuna. Es evidente que no se puede forzar a nadie a ello, pero si vacunarse es parte de esa solución que llevamos meses buscando, ya me dirán de qué es parte no hacerlo. Lo triste es comprobar que hasta las ideologías han jugado su partido y doy fe de que ha sido nefasto. Han podido influir los politiqueos y los precios de las vacunas, además de que –según las franjas de edad– se pongan las procedentes de una farmacéutica u otra.

Es penoso el capitalismo que vivimos porque todavía pensamos que lo más caro es lo mejor y lo más barato es más insignificante. Coste y valor son conceptos diferentes, no antagónicos. La dosis de AstraZeneca cuesta 1,78€; la de Pfizer alcanza los 12,5€; Moderna se va a 14,65€ y Jenssen cuesta 8,65€. Hasta el ‘Doctor Google’ lo sabe. Poner el grito en el cielo porque nos inyecten AstraZeneca forma parte de la ignorancia: como consecuencia del politiqueo habido con ésta, se han investigado los efectos secundarios más que en ninguna otra.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .