Abogacía del Estado bajo sospecha


Tras este comunicado es fácil advertir que no se dejará influenciar ni entrará en temas políticos.

Por Jesús Salamanca Alonso / Todo tiene un límite. Los numerosos casos de corrupción del PSOE y de «Hundidas» Podemos no pueden mezclarse con la dignidad y la eficiencia de la Abogacía del Estado. Ésta ya se ha manifestado: en lo sucesivo el Gobierno no volverá a presionar a este órgano y a ningún otro. Bromas las justas y fuera de la política. En el comunicado que ha sacado el Consejo Directivo de la Asociación de Abogados del Estado “se rechaza cualquier intento de injerencia o presión y especialmente de amenaza que tenga por finalidad desvirtuar o condicionar el ejercicio de las funciones de la Abogacía del Estado”.

No se entendería que la Abogacía del Estado hiciera un dictamen contrario a lo que ya manifestó, previo al juicio de los golpistas catalanes. Tampoco sería de recibo que incurriera en contradicciones basando los criterios en la misma norma. Una cuestión que debe estar clara en todo momento es que la propia Abogacía ya solicitó, a la Junta Electoral Central para el juramento o promesa, que se diera permiso para el traslado, pero siempre con estricta vigilancia. Junqueras ya está procesado y, por tanto, no le corresponde ningún privilegio. Lo que se está haciendo con los golpistas en el centro penitenciario es un atentado al Estado de Derecho y un desprecio a la igualdad; mantener esos privilegios y la transferencia de competencias penitenciarias a esa comunidad autónoma no deja de ser un despropósito que contempla la mofa al propio Estado español.

No hay que echar en saco roto que, con carácter inmediato, debe solicitarse al Parlamento europeo la nulidad de la inmunidad parlamentaria de los golpistas actualmente fugados; ni Puigdemont ni Comín deben seguir ridiculizando a la Justicia española, haciéndola peinetas y llamando a los jueces de incompetentes para arriba. La política no es para jugar sino para confrontar ideas y opiniones, además de para que siga siendo el arte de lo posible.

Ha debido de pensar ERC que se puede jugar a cualquier juego y de cualquier manera. Todo órgano u organismo serio tiene unas reglas que han de ser respetadas siempre y sin excepción. La política fulera que se hace en Cataluña no es extrapolable a un Estado serio como es España aunque, a veces, con Pedro ‘Plagio’ uno tenga sus dudas. Lo chapucero y lo inaceptable queda para quienes nunca cumplen la norma; esto me hace recordar aquel 1-O donde iban a votar con recipientes de guardar la ropa y se veía a jóvenes introduciendo la papeleta, incluso votaba la perrita como si estuviera en el censo.

A eso es a lo que siguen llamando “el mandato del pueblo el 1-O”. ¡Así les cubre el pelo! Echen un vistazo y comprueben la “autoridad” y el respeto que tienen o merecen el tal Torra, Torrent, Puigdemont, Comín, Junqueras, Rull, Turrul,… Decía Vicente Gar-Mar que  “Más mérito tiene  el que hace avanzar un paso por medio de una sonrisa, que el que hace avanzar ciento a poder de latigazos”.

Tras este comunicado de la Asociación de la Abogacía del Estado es fácil advertir que no se dejará influenciar ni entrará en temas políticos. Posiblemente el informe ya esté elaborado y este comunicado sea solo para ahuyentar sospechas y lavarse las manos –serían manos de un cobarde presionado — Esta formación republicana (ERC) tiene tan poco fondo de formación y conocimiento que suele basar sus posturas en la misma veleta que ya acompañaba a Albert Rivera: hoy tiro por aquí y mañana por allá. ¿Se consultará a la Abogacía por el narcodinero y narcotráfico de «Hundidas» Podemos, tal y como ha revelado Jorge «Tuto» Quiroga y si hubo asesinatos en Nicaragua, Venezuela y Bolivia, donde están implicados Bescansa, Monedero y Errejón?

 Tras los sucesos de Bolivia, el rey no puede permitir que tiren su trabajo por los suelos. La diplomacia es el arte del equilibrio por los caminos de lo políticamente correcto. No me extrañaría que tanto el PSOE como «Hundidas» Podemos se echaran al monte, negaran la mayor y apuntaran al PP como culpable hasta de la muerte de Manolete y de Rodrigo Díaz de Vivar. Pero es lo que hay, señores.

Una respuesta a “Abogacía del Estado bajo sospecha

  1. Pingback: Abogacía del Estado bajo sospecha | Análisis de la actualidad en clave liberal

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.