¿Delito de odio o libertad de expresión?


La doble vara de medir de los independentistas catalanes es la prueba de que hay cabezas destrozadas que distorsionan la realidad.

Imagen del rey quemada por los catalanes independentistas frente al muñeco de Puigdemont que se quemó en la fiesta tradicional de Coripe, Sevilla.

Cuando se juega con la Libertad de Expresión se suele llenar la boca de razón, y a veces de babas como es el caso catalán. No hay más que ver la fotografía de arriba: la quema del muñeco caricaturizado como Puigdemont lo llaman “delito de odio”; algo así como que el independentismo pienza que en toda España se va tras de ellos o simple manía persecutoria.

Por otro lado, la quema de la imagen del rey lo consideran como “Libertad de expresión” y también así lo han considerado los jueces. Son las varas de medir y es lo que solemos llamar cabezas desnortadas y atontadas frente a cabezas amuebladas correctamente.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.