El ministro socialista de Cultura y Deporte condenado por corrupción


“El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha telefoneado a Huerta para interesarse por estos hechos y averiguar qué es lo que ha sucedido. El ministro de Cultura, Màxim Huerta, defraudó 218.322 euros a Hacienda durante los ejercicios 2006, 2007 y 2008 cuando trabajaba como presentador de `El programa de Ana Rosa` de Telecinco”, según informa El Confidencial.

Máximo Huerta, ministro socialista de Cultura y Deporte, declarado corrupto y condenado por el TSJM.

En CANTABRIALIBERAL / El ministro de Cultura, Màxim Huerta, defraudó 218.322 euros a Hacienda durante los ejercicios 2006, 2007 y 2008 cuando trabajaba como presentador de `El programa de Ana Rosa` de Telecinco, según informa El Confidencial.

El nuevo titular de Cultura utilizó la sociedad Almaximo Profesionales de la Imagen SL, que montó en 2006, para deducirse gastos que no le correspondían y para tributar por el impuesto de sociedades, en lugar de por el IRPF, que es más elevado.

Así consta en dos sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) emitidas en mayo de 2017. Según informa el citado diario, la inspección de Hacienda concluyó en 2012 que en esos tres años fiscales habría facturado 798.521 euros, a través de de Almaximo Profesionales de la Imagen SL, la sociedad de la que era único accionista y administrador desde enero de 2006 y que se liquidó en 2016.

La sociedad facturó un total de 207.920 euros en 2006, 287.095 en 2007 y 303.506 en 2008. La inspección de Hacienda descubrió que el escritor y presentador se había deducido como gastos por actividad artística injustificada hasta un total de 148.702 euros, lo que le supuso el pago de una liquidación total de 365.938 euros por esos tres ejercicios, además de un recargo del 50% de multa y los intereses de demora. El fraude original fue de 218.322 euros.

Huerta fue condenado a pagar las costas de los dos juicios que se celebraron en el TSJM, un total de 4.840 euros, con el IVA incluido, según El Confidencial.

Según las dos sentencias del TSJM, Huerta tributó por el impuesto de sociedades y no por el IRPF, como le correspondía, eludiendo así “los tipos impositivos progresivos y más elevados de IRPF” y “engrosando además indebidamente el capítulo de gastos”. El impuesto de sociedades es del 25%, mientras que el del IRPF llegaría en este caso al 48%.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha telefoneado a Huerta para interesarse por estos hechos y averiguar qué es lo que ha sucedido.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.