Archivo diario: agosto 11, 2017

Seamos sinceros: ¿Importa la ciudadanía a los políticos y ‘politiquillos’?


Esta aberración puede verse desde el viernes (día 11), en Arrabal de Portillo. Un cazo de excavadora sobre una terraza de cafetería. Las autoridades mirando al tendido, como siempre que hay que asumir responsabilidades.

Fotografía capturada el viernes, día 11 de agosto, en la terraza de la cafetería HERGA, de Arrabal de Portillo, en presencia de una veintena de conciudadanos.

Degeneración de tres generaciones de odio, violencia y muerte


Tres degenerados que han transmitido odio, violencia y muerte.

Parásitos podemitas


Vagos, incompetentes, torpes,…

Simples parásitos sin perspectivas de futuro.

Las antisistema de la CUP: «pijas» con bonos del estado español


Les diputades de la CUP Anna Gabriel, Gabriela Serra, Mireia Boya, Eulalia Reguant, Mireia Vehí i Pilar Castillejo

Por Xavier CarrióAnticapitalistas radicales, pero practicantes en su vida privada de un capitalismo que denostan públicamente. El llamado «Gobierno femenino» no predica en su vida diaria con el anticapitalismo. Sus inversiones actuales en negocios diversos son buena prueba de ello
Los antisistema de la CUP (Candidaturas de Unidad Popular) nacieron bajo la primera égida de un zamorano, David Fernández, pero ejercen hoy una farsa política de primer orden en manos de varias mujeres: Anna Gabriel, Gabriela Serra, Mireia Boya, Eulalia Reguant y un gerundense, Benet Salellas, íntimo amigo de Carles Puigdemont. El llamado gobierno feminista de la CUP, violentas y agresivas, ocultan tras de sí un pasado y un presente muy diferentes. Nacidas en el seno de buenas familias, educadas en colegios religiosos y con inversiones actuales en negocios en toda España. Las mujeres de la CUP –que hace meses declararon ante el Parlament de Cataluña: «Somos sucias, feas y malfolladas por hacer política»– protagonizan una auténtica farsa. Estas diputadas aprovechan el discurso nacionalista, que Artur Mas les puso en bandeja, para montar un mitin y proclamar que son «las nietas de las brujas que no pudieron quemar».
Los nombres de Gabriela Serra, Anna Gabriel, Mireia Boya, Eulaia Reguant y otras tantas son el más crudo ejemplo de dónde ha llevado a Cataluña el nacionalismo radical .