Archivo diario: junio 13, 2017

Leyenda de Roland Garros


Rafael Nadal, la leyenda del tenis español. Foto robada en Facebook.

Anuncios

El alcalde de Vitoria, sobre el velo: “El que quiera bañarse vestido, al pantano”


Las normas son iguales para todos y, en este caso, la aplicación de “algo tan sencillo sobre cómo utilizar las piscinas públicas no hay más que decir. La norma es para todo el mundo igual”.

Una mujer musulmana se baña vestida en una piscina de Vitoria. E. M. Foto robada a Elmundo.es

ELCORREO.COM / “Tenemos por razones de higiene una serie de normativas y entre otras una de no bañarse con toda la ropa puesta. O te cambias de ropa y te pones un traje de baño o los socorristas te llamarán la atención por indicación del Ayuntamiento. Las normas son iguales para todos y no voy a hacer excepción para nadie porque no se justifica”, ha insistido.

En esta línea, ha reiterado que las normas son iguales para todos y, en este caso, la aplicación de “algo tan sencillo sobre cómo utilizar las piscinas públicas no hay más que decir. La norma es para todo el mundo igual”.

Por último, ha apuntado que “si a alguien no le gusta, cerca de Vitoria existe una pantano donde uno puede bañarse con ropa, hacer submarinismo o usar tablas de surf, que no se pueden usar en la piscina”. “Cada uno debe saber dónde está y qué reglas debe cumplir. Si acepta las reglas, las debe cumplir y si no las aceptas, se le llama la atención como hemos hecho”, ha concluido.

El PP se burla con intensidad de la ‘Yoko Ono’ populista


La actuación teatralizada de Irene Montero en el Parlamento puede servir para utilizar un megáfono y dar gritos en la esquina, pero nunca para hacer política seria. ¿Se puede caer más bajo?

Irene Montero durante su actuación teatral en el cada vez más devaluado Parlamento español.

Por Jesús Salamanca Alonso / Borde y fofa, hasta más no poder, ha resultado la intervención de la barragana de Pablo Iglesias. Así ha resultado la podemita, Irene Montero, en el Parlamento español. No domina el lenguaje parlamentario y ha caído en un lenguaje de calle que, en algunos momentos, ha resultado excesivamente vulgar y cutre. “¡Aquí se duermen hasta las ovejas!” han dicho muchos parlamentarios. Hasta el líder de la casi inexistente Izquierda ‘Hundida’ ha dicho que “lo de esta tipa es impresentable e insufrible”. ¿Acaso alguien esperaba más de la ‘Yoko Ono’ podemita? Pues yo, no. Doy fe,

Para algunos, ha comenzado con pinceladas que parecían tener interés, pero se ha perdido en la hojarasca del monte y ha tropezado con decenas de piedras en el camino, además de demostrar que no domina el Parlamento y mucho menos el discurso parlamentario. Su actuación puede servir para utilizar un megáfono y da gritos en la esquina, pero nunca para hacer política. Sus intervenciones me suenan a sindicalismo barato y trasnochado. “El manifiesto de la portavoz de Podemos en el Congreso, fue perdiendo intensidad, interés y se convirtió en monótono que aburrió hasta los periodistas allí presentes”, dice Casoaislado.com Sigue leyendo

Convertidos en simples “desechos sociales”


Cada vez más la formación podemita se está convirtiendo en un “desecho social”, un compendio de contradicciones y un obstáculo a la convivencia en España.

Ramón Espinar y Pablo Iglesias, dos atrevidos podemitas fruto de la ignorancia propia y del sector claudicante de la sociedad española.

Por Jesús Salamanca Alonso / Una vez más ha vuelto a fracasar la banda populista, proterrorista y prochavista de Pablo Iglesias. Precisamente, en el momento en que está saliendo corrupción de su gente en ayuntamientos, comunidades autónomas y en el Parlamento nacional, intentan borrar la difusión de las noticias con la presentación de mociones de censura que a nada conducen. Incluso sigue sin dimitir el líder de la banda de ‘Podemos’, a pesar de la demostración judicial de que disponía de fondos en paraísos fiscales.

En la primera moción de censura se han estrellado. Pero no solo han fracasado estrepitosamente sino que han incurrido en serias contradicciones hasta el punto de aceptar que su propio líder ha recibido dinero manchado de sangre; es lo que sucede cuando no se domina el lenguaje parlamentario y da la impresión de que tampoco el lenguaje normal. Sigue leyendo