Aprendiendo a ser casta


Centenares de personas protestan contra la corrupción con una cacerolada frente a la sede del PP.

Jesús Salamanca Alonso / Solo un par de ejemplos más de cómo se mueve el sector podemita más radical y donde parece que el odio ha anidado con más fuerza. Indaguen en cómo ha accedido la esposa, barragana o compañera de Echenique a la plaza de profesora en la Universidad de Zaragoza, aportando su título cubano de bióloga; tráfico de influencias cual casta adquirida. Otro dato: La cacerolada a las puertas de algunas sedes del PP muestran la contradicción de esta gente; vean las fotos de los amigos chirigoteros del ‘Kichi’, alcalde de Cádiz, y, sin embargo, no protestan por el ingente paro gaditano, gracias al cual viven de gorra y no tienen intención de abandonar esa forma de vida y existencia. ¿Alguien se compromete a desmentir esta larga reflexión?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s