Archivo mensual: abril 2017

‘Podemos’: Del fraude a la corrupción


“Otra vez la corrupción, la trafulla y el abuso los ha delatado”

Triste sentencia de Pablo Echenique Robba ante su desconocimiento de la realidad histórica de España.

Por Jesús Salamanca Alonso / ¡Qué casualidad! La esposa de Echenique, VENEZOLANA, directora de RRSS/Podemos ha conseguido plaza de Profesora en la Universidad de Zaragoza con título CUBANO de biología. ¡Ver para creer! Otra vez la corrupción, la trafulla y el abuso los ha delatado. Empiezan a ser doctores en sinvergonzonerías. Y llueve sobre mojado; ahí tienen a Iglesias con las “Offshore”; a Irene, la barragana del ‘coletas’, ascendiendo por compartir catre y servicios; Echenique defraudando a la Hacienda Pública y criticando lo que es incapaz de cumplir o el propio Monedero escondiendo dinero a la Hacienda Pública cual Luis Candelas o Francisco Ríos González, más conocido como “El Pernales”.

Anuncios

Despatarre: cuestión de educación y civismo


“¿La ignorancia puede llevar a gastar dinero en una campaña contra el “despatarre” en lugares públicos, cuando es una simple cuestión educativa?”

Ejemplos de despatarre de la izquierda insolidaria, incívica y aberrante.

Por Jesús Salamanca Alonso / Es verdad que, quien practica el “despatarre” en el transporte público, comete un claro abuso y el más perjudicado es el compañero de asiento – además de demostrar que es un mal educado e incivilizado– pero eso se resuelve con una mirada fija, una ‘cara de perro’ o una simple llamada de atención, con educación y con cortesía; nadie se resiste a cambiar de actitud ante un requerimiento así.

Estas formaciones de la izquierda medieval solo ven perjuicios a la mujer (dicen que es quien más sufre la actitud del “despatarre” ¿?) porque las consideran erróneamente inferiores. Y me atrevo a decir que las consideran, también, tontas: como si la mujer de hoy no supiera defenderse o enfrentarse a un cafre abusón, desnortado y chulesco. Volvemos otra vez a los mil y un errores de pensamiento de la izquierda cavernaria, acomplejada y gaznápira.

Las campañas están para otras cosas. La ignorancia puede llevar a gastar dinero en una campaña contra el “despatarre” en lugares públicos, mañana otra contra las molestias que ocasionan los mosquitos trompeteros y, dentro de unas semanas, contra el fin de la campaña del espárrago de Tudela de Duero. 

Corten esas estupideces, señores y señoras ‘cuperos’. El espatarre o despatarre se corta con la pertinente llamada de atención, la educación desde casa y el civismo requerido para saber convivir. La CUP, como formación machista que demuestra ser, no debería aventar tantas estupideces porque su pretensión ha llevado a que se convierta en la diana de mofas, sarcasmos y pedorretas, además de burlas permanentes en las redes sociales.

Una prueba más del machismo de la izquierda populista


La izquierda debía de pensar que sus correligionarios no se despatarraban ni mermaban el espacio a las mujeres. Vean el ejemplo.

La izquierda no solo se despatarra sino que su machismo lleva a considerar a la mujer como dependiente, solapada o secundaria.

Por Jesús Salamanca Alonso / Los mismos que no se cortan en hacer caceroladas, insultar al adversario político y demostrar que su aportación a la política es nula, resulta que ahora se preocupan del “manspreading”. Sí, ese ‘palabroide’ es lo mismo que el “despatarre”; es decir, lo que conocemos como la acción poco educada de algunos hombres de sentarse con las piernas excesivamente abiertas, con tendencia a ocupar más sitio del que deben.

Ahora bien, de ahí a iniciar una campaña para evitar esa actitud en los transportes públicos, pues, sinceramente, me parece una exageración. Eso se corrige con educación y no con campañas, ni soflamas ni verborreas inútiles, de la misma manera que los efluvios que parten de Anna Gabriel y que se extienden por el parlamento catalán se resuelven con una ducha diaria, una buena dosis de jabón y aseo continuado. Ni que decir tiene que algún parlamentario de la Generalitat estuvo a punto de hacer una denuncia a la presidenta de la cámara catalana, solicitando una ubicación diferente. Hay fotos en la red con la mofa que eso trajo acarreado y con Anna Gabriel oliéndose sus propias axilas.

La izquierda arremete contra la simbología de los excusados


“Ya existe simbología no sexista, al igual que hay otra para la mofa, la broma o el chiste”

Simbología de los excusados en los lugares públicos. Se incluyen ‘híbridos’.

Por Jesús Salamanca Alonso / Si la campaña contra el “despatarre” ha sido el hazmerreír de las redes sociales, no menos lo ha sido otra barbaridad como es querer cambiar la simbología de los servicios en lugares públicos. En la CUP, y en la izquierda radical y antisistema no han evolucionado. Siguen anclados en el pasado. Piensan que todo se resuelve con campañas, al igual que los sindicatos clasistas pensaban que todo conflicto laboral se resolvía con las huelgas.

Insisten en cambiar la simbología de los servicios de los edificios públicos para eliminar roles sexistas. Hablan de faldas para las mujeres y pantalones para los hombres: salvo escasos casos, se comprueba que esta gente hace años que no micciona o lleva a cabo otro tipo de necesidades fisiológicas en establecimientos públicos.Hoy, la simbología es tan variada que deberían callarse en la CUP para no hacer más el ridículo y, de paso, añadir jabón a las sedes de la CUP para las axilas de Anna Gabriel que tantos problemas de higiene están dando en el parlamento catalán.

No sé si pretenderán poner, como indicadores de los excusados, a la mujer con un  “kalashnikov” y al hombre con un matamoscas o bebiendo a chinguete, regilete,…. ¿Y a los híbridos? Bien, pues para estos ya existe simbología no sexista, al igual que hay otra para la mofa, loa broma o el chiste. Una vez más, la CUP se columpia en su machismo aberrante y en su chulería decimonónica.

Esta gente va a remolque de su propia estupidez y se han convertido en circenses inoperativos y mediocres en busca de la vulgar notoriedad que siempre precisa el izquierdismo radical populista, al más puro estilo del socialismo bolivariano y tercermundista. Ya decía Arthur Schmitzler que la fuerza del carácter con frecuencia no es más que debilidad de sentimientos y de pensamiento.

Nueva simbología en los excusados de los lugares públicos.

El “despatarre” de la CUP


El “despatarre” es esa acción poco educada de algunas personas que, al sentarse, abren las piernas excesivamente, con tendencia a ocupar más sitio del que deben.

No son de la CUP, pero sí representan al extendido machismo de la izquierda. Pablo Iglesias e Íñigo Errejón despatarrados, invadiendo el sitio de la machirula niña-pija y asaltante de ‘La SER’.

Por Jesús Salamanca Alonso / Ya sé que despatarrarse es abrir las piernas  excesivamente, pero también tiene otras acepciones este verbo como es “caerse una persona al suelo con las piernas abiertas”. Recuerdo que de niño, cuando algo nos hacía excesiva gracia, solíamos decir que nos despatarrábamos o espatarrábamos; algo así como caerse al suelo y dejarse llevar como sintiéndose sin fuerzas. Ahora he vuelto a recordar aquella expresión cuando la CUP — esa formación catalana donde Anna Gabriel, su líder, hace juegos con los sobacos y las manos, acabando por oler éstas en busca de no sé qué – ha propuesto  la campaña contra el “despatarre”.

Quienes estamos ‘al loro’ de la noticia diaria, incluso así, la noticia sobre la campaña de la CUP puede llevarnos a ese despatarre, en el sentido de “descojonarnos de risa”, como se sigue diciendo por mi tierra y en todos aquellos lares donde se cultiva la recta expresión del castellano, sin rodeos y sin recovecos. Sigue leyendo

Desde mi barrera: Los sueldos de los políticos


“El grupo socialista se resistía a rebajarse el sueldo, Izquierda Unida reclamaba una bajada, pero sin presionar demasiado, y Podemos hablaba de tres veces el salario mínimo, pero…”

F. Javier León de la Riva, exalcalde de Valladolid y protagonista del mayor cambio positivo experimentado por la ciudad desde que comenzó el periodo democrático.

Por F.  Javier León de la Riva / Han pasado 20 meses desde que en agosto del 2015 escribí un artículo en El Norte de Castilla, hablando del sueldo de los políticos. La reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, anulando el acuerdo del pleno municipal del Ayuntamiento de Valladolid, en el que se regulaban de forma harto peculiar la retribuciones de los miembros de la corporación, me obliga a retomar el tema.

Repasando lo que escribí hace 20 meses, me tengo que ratificar en lo allí expuesto respecto de los sueldos, las dedicaciones, las incompatibilidades, la preparación para acceder al cargo, el sistema de selección, etc,  concluyendo que los políticos en España no están bien pagados, aunque no todos se ganen el sueldo. Sigue leyendo

La Cacerolada…


Anuncio de la cacerolada de Cádiz frente a la sede del PP. Los artífices fueron los chirigoteros del alcalde, “Er Kichi”.

Por Pedro Arce Diez en CANTABRIALIBERAL / Yo, un poco aficionadillo a los temas culinarios, suelo usar las cacerolas para hacer jugosos y sabrosos guisos; otros, como los cientos de personas que se han presentado frente a la sede nacional del PP, con la intención de que el partido se disuelva ante los numerosos casos de corrupción en sus filas. ¡Y lo han hecho con las cacerolas, al más puro estilo chavista!.

Ya dije en algún tiempo atrás que la corrupción es un tema de personas concretas, con nombre y apellidos y que pertenecen a todos los partidos políticos, sin excepción; ¡Y quién esté libre de pecado, que tire la primera piedra!.

Y sorprende a muchos ciudadanos que sólo se ataque al PP por sus casos de corrupción, que existen y que deben extirparse de raíz; pero sorprende mucho más que nadie se rasgue las vestiduras cuando estos casos afectan a personas de otras formaciones, en algunos casos con mucha mayor gravedad y, sobre todo, con cantidades económicas tremendamente superiores a los casos que afectan a personas del PP, al cual, evidentemente, no voy a defender.
Sigue leyendo