¿Y tenía este ‘trans’ el proyecto de ser docente?


“Cómo se me ocurre apuntarme a trabajos para niñera con lo que odio a los niños”, dice el ‘trans’, Ramón-Cassandra.

Tuits donde Cassandra muestra su odio y su asco a los niños

Por Jesús Salamanca Alonso / ¿Y tenía este ‘trans’ el proyecto de ser docente? ¿Pero se ha vuelto loco? En uno de sus tuits dice que “Cuantos más niños veo más asco me dan“. Y en otro del 29 de octubre de 2016 no se le ocurre otra cosa que decir: “Cómo se me ocurre apuntarme a trabajos para niñera con lo que odio a los niños”. Son dos muestras del odio que atesora y de la mala educación recibida.

Habría que comprobar hasta qué punto sus padres han fomentado ese odio, esa miseria y esa deficiente ciudadanía porque dudo que lo hayan hecho sus maestros, salvo que pensaran como ella/él. No sería extraño que procediera de una desestructuración familiar, porque de otra forma no lo entiendo. NO, no lo entiendo. Y creo que mucha gente no lo entenderá.

La mayoría de sus tuits van orientados a desear la muerte de otros. Lo mismo sucede con el almirante, Carrero Blanco, que con Cristina Cifuentes, presidenta de la comunidad de Madrid. Eso sí, luego tiene la caradura de decir que “No solo le quedan antecedentes sino que le han quitado el derecho a beca y, además, destrozado mi proyecto de ser docente. Me han arruinado la vida”.

¡Manda huevos! La vida se la ha arruinado él solito o solita porque es medio-medio y nada entero. Ah, y no me vengan con estupideces de que hay que respetar al maricón/a porque aquí se le respeta, aunque no sé bien si merece ser respetado después de los tuits atentatorios contra la dignidad de las personas. Estamos ante otro Zapata que, con su humor negro, ha acabado poniéndonos negros a todos y él marchándose de rositas. Pero estoy seguro que ha aprendido la lección y antes de soltar estupideces del calibre que las soltó, se lo pensará dos veces  o tres.

Gracias, señor juez, por haber cercenado la posible carrera docente de este/a animal ( o “animala” como diría la izquierda más agónica y culiparlante). En fin, cuanto más escribimos sobre los tuits insultantes más nos cabrea el tema. Con su pan se lo coma la tal Cassandra-Ramón. Y, por cierto, si se revisa la sentencia, mejor que mejor, pero para elevarla en sus consecuencias. Y que sea pronto. Doy fe.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s