Archivo diario: marzo 15, 2017

Populismo y ahorros no se entienden bien


“Se precisa una regeneración que Mariano Rajoy no es capaz de llevar a cabo”

Por Jesús Salamanca Alonso / En el exterior se llevan las manos a la cabeza solo de pensar que formaciones como ‘Podemos’, ‘Compromiso’, ‘Mareas’ o Izquierda ‘Hundida’ podían llegar a tocar poder algún día. Pues ya lo tienen en algunas comunidades y en algunos ayuntamientos. Actualmente, el IBEX35 está tomando posiciones para que ninguna de esas formaciones pueda volver a presidir una institución ante su afán depredador.

Y no solo dan miedo todos esos movimientos populistas en un hipotético Ejecutivo. Éste que escribe hace más de quince años que no vota. Hoy no tengo duda de que en todos los foros serios parece ser que es el PP el que ofrece más estabilidad, responsabilidad y garantías. Por si alguien lo duda, sí soy consciente de la corrupción que lleva azotándolo desde tiempo inmemorial. Se precisa una regeneración que Mariano Rajoy no es capaz de llevar a cabo. Pero, a pesar de todo eso, parece que es quien más garantías de estabilidad genera a la población. Ahí están las encuestas y ahí están los resultados de las últimas votaciones.

Sigue leyendo

Anuncios

El respeto es la base de la correcta convivencia


“No me gusta ver por la calle a una mujer musulmana con un pañuelo en la cabeza (…), pero no por eso me acerco a quitárselo, a increparle o a maldecir sus creencias”.

Record de audiencia de la misa televisada los domingos tras los improperios podemitas del circo que mantienen en ‘Podemos’.

Jesús Salamanca Alonso / Miren ustedes: Yo no veo la misa ni la sigo, pero no me molesta ni lo más mínimo; es más, me parece fenomenal que la siga mucha otra gente todos los domingos. Por cierto, tampoco voy a los toros, pero nunca me han molestado. Y además, no me gustan los desfiles gays y por eso no voy a ellos, pero si alguien quiere ir… ¡Empanada para todos! Nunca me gustó la postura podemita que tanto está extendida: “Como a mí no me gusta hay que prohibirlo”. ¡Manda huevos con lo de prohibir por prohibir! Nunca antes, hasta la llegada de la vulgaridad podemita, se había conjugado tanto y tan mal el verbo prohibir.

Nunca supe jugar a las cartas ni me atrajo ese juego, pero no por eso hay que prohibirlo o condenarlo. Sigue leyendo