¡A mayor caos… todos contentos!


“El funcionamiento de ese tipo de centros es para la inspección educativa algo así como “música celestial” sonando en los pinares de Castilla”.

Alumnado adulto en las aulas destinadas para ellos.

Alumnado adulto en las aulas destinadas para ellos.

EDITORIAL / Fíjense hasta qué punto pasa la Administración educativa de los temas de convivencia que, cuando el consejero de educación da por escrito que debe destinarse horario semanal a los coordinadores de convivencia, algunos inspectores dicen a los jefes de estudio que eso no es válido porque no es una resolución ni orden ni norma que deba aplicarse.

¿Aprecian ustedes la descoordinación existente? Y no es un caso aislado y puntual. Y tampoco son dos casos. Pues bien, a eso se llama “desprecios colaterales” y también “mediocres entendederas”. Y por cosas así, desde los servicios periféricos de educación no se aprueban los horarios de los centros, sobre todo de centros de idiomas y de educación de personas adultas para los que no se tiene una política de actuación definida y clarificadora. El funcionamiento de ese tipo de centros es para la inspección educativa algo así como “música celestial” sonando en los pinares de Castilla.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s