A Venezuela se le acaba la paciencia


Lilian Tintori con el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin

Lilian Tintori con el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin

 Por Xavier Carrió / Lilian Tintori aterrizó en Roma el jueves a mediodía. Tenía clara su misión: “He venido a pedir al Papa Francisco que no bendiga la dictadura en Venezuela”. Llegó con el corazón estrujado y la decepción en la frente. Su marido ha cumplido mil días en una sórdida celda de Ramo Verde. Y el Vaticano es, junto con el ya pretérito Gobierno de Obama, el principal valedor del proceso de diálogo abierto por el chavismo para ganar tiempo.
Una tomadura de pelo han sido las “conversaciones del gobierno de Maduro con una parte de la oposición que habían conseguido dividir, con la ayuda de Zapatero, Obama y el Papa Francisco. Mientras el pueblo venezolano está cada vez mas hambriento y desesoperado a falta de productos esenciales para la supervivencia.

Ha tenido que volver a viajar al Vaticano Lilian Tintori para recordarle al secretario de Estado Perolin que al contrario de las informaciones recibidas desde Caracas, ninguno de los acuerdos aireados por la mesa de negociación, tienen visos de ser cumplidos por el gobierno de Maduro.
Parolin reconoció la frustración del Vaticano. Aquel insólito episodio de la vieja foto del Papa bendiciendo a Maduro que la propaganda chavista vendió como inédita para afianzar el diálogo. Pero al mismo tiempo mantuvo ese punto de distancia, de condescendencia que tanto cuesta entender a los que sufren la dictadura en directo y a los que valoran la ética democrática.
La reunión con el cardenal Parolin duró una hora y media. Más de lo previsto aunque no lo suficiente para despejar definitivamente algunos graves equívocos. Parolin se mostró preocupado por el coste que un diálogo estéril pueda suponer primero para Venezuela, y luego para la propia imagen de la Iglesia. 
La idea de que el Vaticano pueda ser visto como cómplice de una dictadura con vínculos ya probados con la corrupción y el narcotráficolos sobrinos de Maduro fueron condenados el viernes por un tribunal de Nueva York- empieza a inquietar a los asesores de Francisco. Y Lilian no hizo nada para tranquilizarlos. Tintori le habló a Parolin con franqueza. De la represión política. De la falta de comida y medicamentos. De que nadie tiene el derecho a negar a los venezolanos su derecho constitucional y democrático a votar en libertad.

Ahí va un retazo de la conversación basado en las informaciones falsas recibidas del Gobierno de Maduro:

Perolin – El 80% de la población está a favor del diálogo. 
Tintori -No es exacto. El diálogo no ha generado esperanza sino desistimiento.
Perolin – ¿Y qué más da que el texto acordado en la mesa del diálogo hable de “detenidos” en lugar de “presos políticos”?- 
Tintori  Lo primero es propio de una democracia y Venezuela es una dictadura.
Perolin – Ya habrá elecciones a gobernadores el año que viene.
Tintori – No las habrá. Y en cualquier caso lo que nosotros reclamamos son elecciones presidenciales, la salida de Maduro, el cambio de régimen.
Perolin – Algunos presos están siendo liberados.
Tintori – Solo 5 de ellos. Quedan 114 Y los utilizan como rehenes. No cabe mayor confesión de arbitrariedad que la liberación selectiva. Eminencia, el Vaticano debe saber que Leopoldo no aceptará su libertad a cambio de la de Venezuela. Ese es el sentido primero y último de su sacrificio. El motivo por el que se entregó: la restauración de la democracia en su país. No nos van a doblegar. Nunca.
Anuncios

Una respuesta a “A Venezuela se le acaba la paciencia

  1. Pingback: A Venezuela se le acaba la paciencia | Análisis de la actualidad en clave liberal

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s