Consecuencias de una “huelga de deberes”


Lo que no es de recibo es que los padres ‘exploten‘ a los hijos con un sinfín de actividades que acabarán por saturar al estudiante.

El exceso de huelgas y la oposición a los deberes traen este tipo de anuncios que solo sirven para el hazmerreír de la población.

El exceso de huelgas y la oposición a los deberes traen este tipo de anuncios que solo sirven para el hazmerreír de la población.

Por Jesús Salamanca Alonso / Hemos dicho en infinidad de ocasiones que no hay que cargar de deberes para casa a los niños. Pero, desde hace muchos años, venimos comprobando que los padres saturan a sus hijos con actividades extraescolares.

Tras salir del colegio los llevan de academia en academia y, después, al judo, fútbol, ballet,…. Desde las 17:00 horas hasta las 10:05 p.m. A esa hora llegan los niños/as a casa ‘reventados‘ y los padres ‘juran en arameo’ porque toca hacer los deberes.

Hasta segundo de secundaria es aconsejable que los deberes sean el repaso de lo que se ha trabajado ese día en clase y, en caso de no haberlo terminado, acabarlo. Esos no son tantos deberes. Lo que no es de recibo es que los padres ‘exploten‘ a los hijos con un sinfín de actividades que acabarán por saturar al estudiante y después se quejen de los deberes.

La ignorancia es muy atrevida, pero ya lo pagarán cuando esos retoños sean un poco más mayores o cuando lleguen a la universidad. ¿Ejemplo? Fíjense en Maritxell, la muchacha de GH que estudia Magisterio: no solo no ha sabido explicar la historia del muro de Berlín a sus compañeros de GH sino que ni siquiera ha sido capaz de situar el muro en el lugar correspondiete. Ella lo ha contado mal y con balbuceos, además de situarlo en América. ¡Manda huevos!

Los más modorros siempre dando lecciones de estupidez. Claro que, luego llegan a la universidad, y acaban dando clase cual Monederos, Iglesias, Bescansas y Errejones desorientados y desinformados. Con razón decía un ilustre socialista de la vieja guardia que “si los ignorantes volaran, no nos daría el sol”.

Los deberes deben existir, pero hay que racionalizarlos. Tampoco es de recibo que cada profesor acogote a ejercicios al alumnado, pensando que la materia que imparte es la mejor y la más importante. No toda la culpa –pero sí mucha en el caso de los deberes– es de los padres. A veces, algún profesor o profesora se pasa tres pueblos, lo que demuestra la falta de pedagogía. No se trata de que se prepare todo el hombre del mañana; de lo que se trata es de que se consuma el niño que es en ese momento.

Pero seguiremos explicando el mundo de los deberes. Por cierto, “deberes SÍ”, con moderación y equilibrio.

Anuncios

2 Respuestas a “Consecuencias de una “huelga de deberes”

  1. Reblogueó esto en El Heraldo Montañés.

  2. Pingback: Consecuencias de una “huelga de deberes” | Análisis de la actualidad en clave liberal

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s