¿Acaso priman el odio y la ruina del país?


Cuando la incompetencia y el odio llenan el Parlamento español, la política desciende varios peldaños en su calidad.

Pedro Sánchez: viva imagen de indigencia intelectual, cual Zapatero descolocado y gafe.

Pedro Sánchez: viva imagen de indigencia intelectual, cual Rodríguez Zapatero descolocado y gafe.

Jesús Salamanca Alonso / Empiezo a pensar que lo tenemos muy complicado todos los españoles. Y lo creo por dos motivos: la inutilidad de la nueva casta de ‘Podemos’, por un lado, y la reiterada incompetencia del tal Sánchez, por otro. Unos pululan por el Congreso de los Diputados en comandita, como si tuvieran mie a que alguien fuera a levantarles la voz, y los otros (el otro, mejor dicho) la propia imagen negativa de Pedro Sánchez.

Los primeros no acaban de aterrizar, son incapaces de hacer propuestas, no saben salir del móvil en las sesiones, insultadores profesionales, incompetentes desclasados, casta radical y patética imagen. A todo ello hay que añadir que en apenas unos meses, allí donde han tocado poder, o no, se están convirtiendo en los reyes de la corrupción –con su reina al frente, Irene Montero: chabacana, metepatas, torpe, insultadora y despreciable, como pocas personas– la delincuencia, el desprecio a la sociedad en que se desenvuelven y, en algunos casos, se ven obligados a salir corriendo por abusos de menores, palizas a policías, fraude a la Hacienda Publica,…. En el Parlamente español son un reducto de odio, incomprensión, malversación, dejadez, desidia y vagancia (ver foto)

Nefasta imagen de dejadez, desidia y vagancia del grupo podemita que preside el bolivariano, Pablo 'Mezquitas'.

Nefasta imagen de dejadez, desidia y vagancia del grupo podemita que preside el bolivariano, Pablo ‘Mezquitas’.

El segundo que tanto me preocupe es el tal Pedro Sánchez, cada vez más ajado, ambicioso e indigente intelectual, cual Rodríguez Zapatero en la época en que pretendía negociar con Aznar y con ETA, sin diferenciar posiciones, traicionando a su país y a su gente. El tal ‘Pedrito’ está como una regadera — o como un cencerro como le dicen en Madrid–; con tal de que el PP no toque poder ha sido capaz de pactar con Carmena, quien ha dejado Madrid como la pocilga de la ‘Chelito’: más guarrería es imposible en la capital de España. Bien es verdad que es fiel reflejo de lo que ellos son: siempre la misma ropa, malos pelos y peores pensamientos, el insulto permanente en la punta de lengua, el bostezo cuando toca trabajar, la ruina de los logros conseguidos, aspirantes a un Gobierno regresista frente al Gobierno de progreso que ofrecen el PP y Ciudadanos,…

La intransigencia y la torpeza de Sánchez ha paralizado el futuro. Pero lo va a pagar en su propio partido. Militantes y altos del PSOE han prometido a Rajoy entregarle la cabeza de su ‘Viriato’ particular, no tardando. No se puede tener en el Parlamento un atranque tal, fruto de la ambición dislocada, el odio, la envidia y la mala fe. Dicen que las terceras elecciones serán su tumbra, pero no; su sepultura lleva cavada bastante tiempo y en el PSOE ya no van a esperar más para hacer sus funerales y su definitivo entierro. El tipejo en cuestión merece todo lo malo que le pueda suceder políticamente. Y así será. Doy fe.

Anuncios

Una respuesta a “¿Acaso priman el odio y la ruina del país?

  1. Reblogueó esto en El Heraldo Montañés.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s