Las argucias de un dictador acorralado


Venezuela: la dignidad de un país pisoteada por el  presidente dictador 'Masburro'

Venezuela: la dignidad de un país pisoteada por el presidente dictador ‘Masburro’

Por Xavier Carrió Jamilá / Nicolás Maduro vive francamente acorralado. La oposición lo ha puesto contra las cuerdas del ring y amenaza con derrotarlo en la gran marcha de Caracas cuando más de un millón de venezolanos, tras recorrer miles de kilómetros, están decididos a manifestarse en su contra en la ciudad capital este jueves y exigir la fecha del referéndum para revocar su mandato.
Una de sus estrategias para anular esta iniciativa ha sido la de retrasar el proceso de su revocatorio, que en lugar de realizarse en cuatro meses, como la que vivió su antecesor –el fallecido presidente Hugo Chávez– en el 2004, plantea hacerlo en más tiempo para que no pueda producirse este mismo año, como lo exige la MUD. Si se hiciera el 10 de enero de 2017 podría continuar en el poder con el vicepresidente, en este caso Aristóbulo Istúriz, hasta que termine su mandato en enero del 2019.

Mientras Maduro se aferra a la política de la represión, de encarcelamiento de los opositores como Yon Goicochea y Daniel Ceballos, que forman parte de los 115 presos políticos, los ataques a los medios de comunicación como El Nacional y la prohibición de que la cadena árabe Al Jazeera pueda cubrir la marcha del jueves.
Lo que tampoco quiere el chavismo es que el mundo se entere de lo que ocurra en la marcha de este 1 de septiembre, pese a que las redes sociales jugarán nuevamente un papel importante. Por eso, el Gobierno de Maduro negó la entrada a tres periodistas de medios internacionales: se trata de César Moreno, de Radio Caracol de Colombia, junto a Marie-Eve Detoeuf, del diario francés Le Monde, y John Otis, corresponsal de la radio estadounidense NRC. Este último señaló a través de su cuenta de Twiter que “mi viaje de prensa en Venezuela tiene un mal comienzo: estoy siendo deportado de vuelta a Colombia, junto a Detoeuf y Moreno”.
Por otro lado, Jose Luis Rodríguez Zapatero está de nuevo en Caracas como miembro del grupo negociador dentro de la iniciativa de diálogo impulsada por Maduro y apoyada por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), propuesto por Maduro, que ha intentando ignorar el descontento general alegando que la manifestación no es más que “un plan golpista”, sin conocerse a estas alturas si va a entrevistarse de nuevo con los disidentes y cual va a ser su programa para este nuevo escenario político.
Un total de 21 eurodiputados han escrito una carta a la reclamar a la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, en la que exigen acciones urgentes para el cumplimiento de la última resolución aprobada por el Parlamento Europeo sobre la situación en Venezuela. La iniciativa, impulsada por Beatriz Becerra – miembro de ALDE y vicepresidenta Subcomisión Derechos Humanos de la eurocámara– coincide con una manifestación que tendrá lugar hoy en el país. El próximo domingo está prevista otra movilización en Madrid para denunciar el empeoramiento de la situación en el país caribeño
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s