C’s: perejil de todas las salsas


Si hay unas terceras elecciones, el tal Rivera pierde hasta la camisa. Bien claro lo han dicho los empresarios

Alberto Rivera, líder en entredicho de la formación Ciudadanos.

Alberto Rivera, líder en entredicho de la formación Ciudadanos.

Por Jesús Salamanca Alonso / Desde Ciudadanos se siguen dando palos de ciego. Su líder es lo más parecido a un pollo sin cabeza. Ha perdido una decena de diputados, sigue con sus contradicciones, su indecisión y sus cambios de opinión. Ya no creen en él ni los suyos. Ahora ha tenido la ocurrencia de decir que nunca vetó a Mariano Rajoy, cuando las grabaciones y los medios de comunicación demuestran lo contrario.

Políticos como Alberto Rivera sobran en el panorama español; tal vez puedan pasar en una comunidad autónoma, donde los parlamentos son de segunda o tercera división (algo así como un ayuntamiento grande), pero en el Parlamento español — que queda grande a muchos parlamentarios, sobre todo podemitas y de C’s– se les ve el plumero, las nalgas y los bajos. Y si a ello unimos las dos ‘títeres’ que le acompañan con frecuencia –Inés Arrimadas y Begoña Villacís– pues entonces sí que vamos apañados con poca ropa o, como dicen en mi pueblo, jodidos y cuesta arriba.

No lo duden: si hay unas terceras elecciones, el tal Rivera pierde hasta la camisa. Bien claro lo han dicho los empresarios: “Ya no nos sirve. Nos hemos equivocado. Precisamos un ‘caballo’ ganador”. Y si unimos a todo ello que empiezan a salirle casos de corrupción por todas partes, pues… ¡Ya me dirán ustedes! La situación la pintan calva y degollada.

En este momento, la ciudadanía no tiene muy claro cuál es la inclinación ideológica de este personaje, medio español, medio dudoso. Eso de la inclinación viene a cuento por la disparidad de criterios que plantea para controlar la corrupción: Andalucía es donde más corrupción hay en España, y donde más condenados, y sin embargo a C’s le parece bien. En Castilla y León, donde no hay corrupción conocida todavía (excepto en el HUBU), se asustan sus seguidores de cualquier grano de arena. Esas arbitrariedades se pagan y Ciudadanos ya las ha empezado a pagar.

Si a la formación de Rivera ya empieza a vérsela como un estorbo para la política, posiblemente debería replantearse muchas cosas, entre otras no entorpecer la formación de Gobierno. Puesto que hace a todos palos, y le gusta ser el perejil de todas salsas, cuanto antes se defina más camino habrá recorrido en poco tiempo. Doy fe.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s