Kichi… O eres alcalde o antisistema


La mayor estupidez del pueblo gaditano ha sido investir de autoridad a un gaznápiro.

El 'Kichi' y su compañera: dos destrozos de la política y de la sociedad.

El ‘Kichi’ y su compañera: dos destrozos de la política y de la sociedad.

Por Xavier Carrió / El alcalde, de Cadiz  Jose María González Kichi,,que presenció el partido entre el Cádiz C.F. y El Ferrol  en el Fondo Sur del Estadio Ramón de Carranza, se ausentó de su asiento para acudir en rescate de un conocido que había sido expulsado por la Policía del tras, presuntamente, haber insultado a los agentes, un hecho que vulnera la Ley del Deporte por suponer acciones que incitan a la violencia.
Los hechos se produjeron, al parecer, tras un conato de pelea en el Fondo Sur, y mientras los agentes identificaba a los implicados, la persona que finalmente resultó expulsada insultó a los agentes de la Policía, por lo que fue expulsado del recinto deportivo.
Según la versión policial, José María González exigió al guarda de seguridad privada del Estadio -el primer acceso de seguridad al campo deportivo- que permitiera el acceso de la persona expulsada, o que «se atuviera a las consecuencias», según este testimonio.

El guardia de seguridad, dejó pasar a la persona expulsada de nuevo al recinto deportivo. Sin embargo, los agentes, ya en el interior del estadio, en las zonas de acceso, vieron que el individuo al que habían expulsado se encontraba de nuevo en el recinto. Los agentes procedieron a interceptar a ambos, para informarles de que la persona expulsada tenía que abandonar el estadio.
El alcalde asumió entonces que «respondía por él» para tratar de convencer a los agentes de que dejasen entrar al hombre que habían expulsado. Al ver que no convencía a los policías, exigió, «con malas formas» -siempre según la versión policial- con un superior y no con los agentes actuantes.
Finalmente, el jefe de la Brigada de Seguridad Ciudadana al mando del dispositivo de seguridad en el estadio durante el partido acudió ante José María González Santos y ratificó lo que sostenían los agentes: que no se iba a permitir la entrada a esta persona en aplicación de la Ley del Deporte.
El alcalde llegó a indicar a los agentes que «su amigo decía que le habían pegado», a lo que los agentes le respondieron animándole a denunciarlo. Finalmente, el joven expulsado no volvió a entrar en el estadio.
En cualquier caso, lo sucedido va a formar parte del informe por infracción administrativa sobre los hechos que la Policía está elaborando y que va a remitir a la Subdelegación del Gobierno en Cádiz para que ésta, a su vez, proceda a remitirlo a la Comisión Antiviolencia del Deporte, que lo estudiará y dirimirá las posibles medidas o sanciones, si las hubiere.
La cosa viene de lejos, porque Kichi suele ponerse siempre del lado contrario al de los agentes que dependen de él, pero la gota que ha colmado el vaso han sido unas declaraciones recientes que ha hecho asegurando que “entre un policía que denuncia y un vecino que se busca la vida, me quedo con el vecino”. Las palabras de González enLa Voz de Cádiz ha provocado la indignación de la Policía Local gaditana, que ha logrado el apoyo de varios sindicados para pedir la dimisión del alcalde.
El origen está en un vídeo en el que tres agentes de policía incautan pescado a un vendedor ambulante ilegal, vecino de Cádiz en paro y sin ayudas. Kichi no dudó en hacerse eco del vídeo y mostrar su solidaridad con el vendedor al tiempo que desaprobaba la actuación de los agentes y antes de sus controvertidas declaraciones en el diario gaditano.
Cansados de la actitud más propia de su pasado como manifestante y activista que como regidor del alcalde, en el comunicado de los sindicatos CCOO, CSIF, UGT y Unión de Policía Local y Bomberos de Andalucía (UPLBA) todos ellos acusan a Kichi de “incitar a la ciudadanía como máxima autoridad política y jefe superior del Cuerpo a infringir preceptos legales”.
Los sindicatos firmantes del escrito califican las declaraciones de “indeseables, impresentables y esperpénticas”, ya que consideran que “menosprecia, pone en entredicho y desprestigia el trabajo” que desarrolla la Policía Local, “menoscabando muestro principio de autoridad y posicionándose a favor de la economía sumergida”.
Asimismo, los sindicatos consideran “inverosímil y una hipocresía el desapego que manifiesta hacia la Policía Local desautorizando a estos funcionarios públicos”.
A juicio de los sindicatos, “todo tiene un límite que ni debe ni puede sobrepasarse” y recuerdan que hay unas reglas que “tienen que ser respetadas por toda la ciudadanía, ya sean políticos, jueces, médicos o vendedores ambulantes de pescado”.

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s