Ayuntamiento de Madrid – Cuatro palabras, cuatro faltas de ortografía


Si lo leen despacio, fonéticamente tendrán una frase impronunciable

Ejemplar de buzón instalado en Madrid.

Ejemplar de buzón instalado en Madrid.

Por Xavier Carrió / La alcaldesa de Madrid ha tenido la buena idea de situar ceniceros en distintos lugares de Madrid, con el fin de que las colillas no lleguen a ensuciar las calles de la ciudad. Lo que ocurre es que el cachivache instalado, al no poder ver su interior, puede confundirse con un expendedor de caramelos, un cajero automático o un referéndum de última hora. No hay una sola indicación de su utilidad salvo la difusa imagen de un cigarrillo..
No es la primera vez que Manuela Carmena o su equipo de asesores pegan una patada al diccionario. En la última ocurrencia de la alcaldesa, los ceniceros para votar con colillas al campeón de Europa, se pueden observar tres erratas en cuatro palabras, todo un récord propio de un mal estudiante de la ESO.

Manuela Carmena, actual alcaldesa de Madrid.

Manuela Carmena, actual alcaldesa de Madrid.

Seguro que no era tan difícil escribir correctamente y sin faltas de ortografía cuatro palabras. No era un discurso de cien folios, ni un sumario judicial de veinte tomos, eran cuatro puñeteras palabras. Pues bien, los asesores de Manuela Carmena han logrado batir un récord: cometer tres erratas en cuatro palabras. Ni el peor enemigo habría asesorado tan mal a la septuagenaria alcaldesa de Madrid.

Vayamos por partes. En el letrero de los ceniceros para votar con colillas al campeón de la Champions puede leerse el siguiente mensaje: “proximo campeon de europa”. Si lo leen despacio, fonéticamente tendrán una frase impronunciable.
“proximo campeon de europa”
Primera y segunda falta de ortografía: proximo. La primera palabra de una frase va en mayúscula. Manuela Carmena quería decir “Próximo”, que significa en su segunda acepción “siguiente, inmediatamente posterior”. Es una palabra esdrújula y, tal como manda la gramática y sostiene la Real Academia de la Lengua, todas las palabras esdrújulas –las que llevan acento en la penúltima sílaba–se acentúan. 
Tercera falta de ortografía: campeon. Manuela Carmena quería decir “campeón”, que significa “persona que obtiene la primacía en el campeonato”. Es una palabra aguda y, tal como manda la gramática, todas las palabras agudas que terminan en vocal, en ‘n’ o en ‘s’ se acentúan.
Cuarta y última falta de ortografía: europa. Manuela Carmena quería decir “Europa”, que es el continente en el que vivimos. La gramática manda que los nombres de los países y de los continentes, igual que los nombres propios, se escriban siempre en mayúsculas.
Esperemos que la próxima vez la alcaldesa y sus asesores tengan más cuidado a la hora de respetar el lenguaje, porque es una de las pocas cualidades que diferencia al hombre del resto de los animales.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s