Nuevo formato del ‘Tonto de la Verga’


La comunidad autónoma de Castilla y León es la primera comunidad que intenta destrozar sus tradiciones y tirar piedras a su tejado.

"El Tonto de la Verga" sustituirá a la tradición pentacentenaria de El Toro de la Vega.

“El Tonto de la Verga” sustituirá a la tradición pentacentenaria de El Toro de la Vega.

Por Jesús Salamanca Alonso / Hace algunos días se anunciaba a bombo y platillo que la Junta de Castilla y León –con una actitud impropia de lo que es el máximo organismo de una comunidad autónoma– cambiada por ley la tradición pentacentenaria de lo que se conoce como el “Toro de la Vega”, de Tordesillas; lucha en digna lid y cuerpo a cuerpo que en nada ensombrece las tradiciones de otros lares donde, incluso, se llega a matar al toro a traición y con malas artes. En Tordesillas, no. En Tordesillas es el hombre contra el toro, la inteligencia contra la fiereza, la estrategia contra la fuerza. En esta ocasión se ha lucido la Junta de Castilla y León. ¡Vaya si se ha lucido, pero para mal o peor!

No solo se ha inmiscuido en esa tradición cultural sino que ha ofendido al pueblo de Tordesillas y ha dividido a la población de Castilla y León. El daño ya está hecho. Sin embargo, el Ayuntamiento tordesillano, en derecho que le corresponde y asiste, va a recurrir la nueva normativa de la Junta de Castilla y León. Y lo va a hacer con todas las de la ley.

Es de esperar que en las elecciones generales se dé un buen varapalo a la lista de Partido Popular, con la patada en el trasero de Juan Vicente Herrera. Más vale que el presidente –que también es el mío porque así lo ha decidido la ciudadanía, muy a mi pesar– se ocupe de otros menesteres como son las cuentas aparecidas en Panamá a nombre de su hermano, y las que se conocen a nombre de dos altos cargos que ejercen su labor en Castilla y León y cuyos nombres se darán a conocer el jueves. Además, aún hay grandes sorpresas con el tema de la “Perla Negra” y el Parque empresarial de Portillo.

Antes de haber adoptado una postura como la adoptada, la Junta debería de haber consultado y cambiado impresiones con el Ayuntamiento tordesillano. No se puede imponer por decreto lo que ha hecho la Junta y, además, está muy mal explicado por parte del Consejero de Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez López. Precisamente su padre fue quien más lucho por defender el Toro de la Vega. Si le vantara la cabeza, correría a José Antonio a gorrazos y a bofetadas. Doy fe.

Permítanme una licencia, pero al actual consejero de Presidencia de la Junta de Castilla y León deberían de “hacerle los perrillos” cuanto antes. Se lo merece.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s