Una pérdida de su tiempo (y dinero)


Es un hecho que en España se van a celebrar nuevas elecciones generales. Descubra a continuación cómo esto supondrá no solo una pérdida de su tiempo, sino también del valor de sus inversiones.

albertoInversor Global / Como nuestro nombre indica, Inversor Global es una empresa de alcance global, con suscriptores de toda España y Latinoamérica. Pero además pertenecemos a Agora, una editorial con publicaciones que llegan a cientos de miles de lectores en más de 20 países de todo el mundo.

Nuestra pertenencia a Agora me permite estar en permanente contacto con personas de países muy diferentes y a menudo, cuando nos reunimos como sucedió a principios del mes pasado en Buenos Aires, me preguntan por la situación política en España.

Explicarle la política española a un estadounidense -donde todos los políticos anteponen los intereses nacionales a los intereses partidistas (“Country goes first” suelen decir con orgullo)- no es nada fácil.
¿Cómo explicarles que tras cuatro meses de negociaciones, los principales dirigentes de nuestro país no se han podido poner de acuerdo para formar un gobierno?

¿Cómo explicarles que ser el partido más votado en unas elecciones es irrelevante, ya que con argucias políticas se puede ganar en los despachos lo que no se ganó en las urnas?

¿Cómo explicarles que los políticos españoles van a despilfarrar 160 millones de euros en una nueva campaña electoral absolutamente innecesaria mientras los ciudadanos tienen que apretarse el cinturón cada día?

Le pido a usted, querido lector, que me ayude a contestar estas preguntas porque sinceramente no tengo respuesta.

La mezquindad y falta de prejuicios de buena parte de nuestra clase política española es tan absoluta que cuesta reflejarla con palabras.

Lo más fácil es repartir la culpa a diestro y siniestro entre los políticos españoles y culparlos a todos por igual de esta situación tan lamentable. Pero, aunque responsables, no todos tienen la misma culpa.

Es innegable que quien ganó las elecciones, y con un margen considerable además, fue Mariano Rajoy. Le corresponde a él, por tanto, formar gobierno. Y a los demás negociar con él la formación del nuevo gobierno desde sus respectivas posiciones ideológicas pero con una predisposición constructiva, por el bien del país.

Lo que resulta de talante antidemocrático es la negación absoluta empleada por Pedro Sánchez a negociar un nuevo gobierno con el legítimo ganador de las elecciones. El famoso “no es no” que lleva repitiendo el líder del partido socialista desde diciembre.

Como le decía todos los políticos tienen su parte de culpa por haber llegado a esta situación tan lamentable, pero nadie tiene más culpa que Pedro Sánchez.

Querer imitar a Portugal y no a Alemania en la política de pactos dice mucho de un candidato para el que lo prioritario no es su país, ni siquiera su partido, sino su provecho personal.

Forzar unas nuevas elecciones para junio es la manera que tiene Sánchez de patear sus problemas de liderazgo en el Partido Socialista para adelante. De perdidos al río, debe pensar.

El daño de las nuevas elecciones

Es un hecho, por tanto, que los españoles tendremos que volver a votar el 26 de junio. El Rey ha pedido a los partidos políticos una campaña más austera y “no cansar” al ciudadano. Pero el daño ya está hecho: la política española se ha revelado como una novela de copetín.

Pero el daño no se limita a esto. Incrementar la incertidumbre política tres o cuatro meses más (como mínimo) va a provocar que multitud de proyectos e inversiones se paralicen hasta que la situación política se aclare. Porque seamos claros: no es lo mismo invertir en España si Pablo Iglesias es el Presidente del Gobierno que si lo es Mariano Rajoy.

Si cree que esto no va a tener un impacto directo en usted, se equivoca. La incertidumbre política pesa como una losa sobre la bolsa española, que desde que se celebraron las elecciones el pasado 20 de diciembre pierde un 6 por ciento frente al 3,2 que cae el Dax alemán o el 2,85 que cae el Cac francés.

459IBEX35

Y si como muchos sospechan los resultados electorales del próximo 26 de junio, en lugar de despejar las incógnitas, añaden más incertidumbre, veremos como la bolsa española se distanciará aún más respecto al resto de las bolsas europeas.

Si quiere evitar que sus inversiones sufran por las actuaciones negligentes de algunos políticos, es importante que posea una cartera de inversiones diversificada y no concentre sus inversiones en la bolsa española.

Para ello, tanto en el newsletter de Inversor Global como en nuestros productos Premium seguiremos acercándole las mejores inversiones de todo el mundo.

Un cordial saludo,
Alberto Redondo
Editor
Inversor Global España

Anuncios

Una respuesta a “Una pérdida de su tiempo (y dinero)

  1. Pingback: Una pérdida de su tiempo (y dinero) | Análisis de la actualidad en clave liberal

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s