¡Javier Barbero — cobarde e insensato– prueba su propio fascismo!


¡’Leña al mono’ al concejal de ‘Ahora Madrid’ hasta que aprenda el catecismo!

Edil de seguridad escrachado en Madrid ante su reiterada incompetencia e indignidad.

Javier Barbero, edil de seguridad escrachado en Madrid ante su reiterada incompetencia e indignidad.

Jesús Salamanca Alonso / Están probando su propia medicina y la van a seguir probando, porque cada dos por tres van a ser escrachados. Me refiero al mundo podemita y a toda esa gente que se creía dueña y señora de todo, incluso aunque hicieran daño al de al lado; lo mismo lanzaban estupideces negras al más puro estilo ‘zapatista’ que asaltaban capillas, tetas al aire y al grito de “odio y muerte a los católicos” (¡La ciudadanía madrileña debe a Rita Maestre varios escraches, con tetas o sin ellas¡).

Hoy les toca pasar miedo, como ellos se lo hicieron pasar a gente digna, léase  Soraya Sáenz de Santamaría y su familia, además de a muchos otros escrachados. ¡Hasta el botarate de Jorge Verstringe se metió en camisas de once varas y tuvo que pagar una importante sanción! Aprendieron esa barbaridad de la brutalidad de Venezuela, del fascista ‘Gorila rojo’ y del inmundo Nicolás (In)Maduro. Querían seguir con aquel “¡Exprópiese!” y resulta que las cañas ya son lanzas, pero no tandando serán cuchillos bien afilados.

En declaraciones a los medios de comunicación decía el concejal madrileño que había sentido miedo. ¿Y qué esperaba? Ahora que los concejales podemitas ocupan cargos en las instituciones tendrán que soportar su propia incompetencia y el hecho de que la ciudadanía se lo recuerde todos los días. Es la misma medicina, pero revertida. Ni siquiera recibirán ayuda de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado porque, con motivo del 15M y otras aberraciones semejantes, no tuvieron reparo en escupir a la cara a los agentes, amenazarlos de muerte o zarandear a la entonces delegada del Gobierno en Madrid.

El escrache al concejal de Ahora Madrid es un merecido recuerdo a su intransigencia y a su actitud fascista para con la ciudadanía. Si digo que este escrache al concejal era necesario es porque — sin contar con nadie y despreciando a los sindicatos– no se le ha ocurrido otra idea que suprimir una de las Unidades Centrales de Seguridad de la Policía Municipal. Sin duda, eso ha enfadado a los afectados que ven cómo el incompetente concejal se pasa por el ‘arco del triunfo’ la opinión de los sindicatos y la propia necesidad madrileña. Esta vez, al tal Barbero, le han ‘afeitado’. Y lo han hecho merecidamente. Pero que no piense que ya se ha acabado, no. Le seguirán ‘afeitando’ y no recibirá ayuda policial.

Hace tiempo decía un insigne pedagogo que un soplamocos a tiempo es una buena dosis de educación: No enseñará a hacer las cosas bien, pero sí enseña a no hacerlas mal, con lo que la dosis de enseñanza y formación ahí está. Doy fe.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s