Pío del Río Hortega: Trabajos sobre Anatomía Patológica


Dr. D. Pío del Río Hortega, histólogo e hijo predilecto de Portillo.

Dr. D. Pío del Río Hortega, histólogo e hijo predilecto de Portillo.

VI. Trabajos sobre Anatomía Patologica

Después de su dedicación a la histología, poco a poco siente la necesidad de aplicar esos conocimientos a la patología, aunque, como hemos visto, ya había dedicado su tesis doctoral a los tumores del encéfalo. Incluso le duele que mientras otros autores, principalmente americanos, desarrollan la neuropatología a costa de los descubrimientos de la neurohistología española, en España no se pueda desarrollar una autentica neuropatología, según Escalona por la escasez y dispersión del material neuroquirúrgico, por la profunda depresión económica de la postguerra española y por el exilio de Hortega y de la mayoría de sus discípulos.

En 1915 describe las alteraciones renales en un caso de enfermedad bronceada. En 1919 da a conocer un método argéntico para la biopsia rápida, en 1921, con Jiménez de Asúa, estudió la fagocitosis en los tumores.

En 1930 publica su primer trabajo, de los muchos que haría y que complementarían las ideas de Cushing, sobre meningoteliomas o meningiomas, a los que él llamó «meningoexoteliomas», sobre la localización de las concreciones calcáreas en los endoteliomas meníngeos y sobre los gliomas. En el libro homenaje a Goyanes estudia la formación de los acervuli de los plexos coroideos, la glándula pineal y los psamomas, y con Alvarez Cascos plantea las variaciones histológicas del cáncer de la piel; en 1932 estudia la estructura y sistematización de los gliomas y paragliomas y, en 1933, presenta su extraordinaria ponencia sobre Anatomía Microscópica de los Tumores del Sistema Nervioso Central y Periférico gracias a los tumores que le enviaba el cirujano francés Clovis Vincent, desde París, en el I Congreso Internacional del Cáncer que se celebó en Madrid. A nuestro juicio, y no hacemos más que repetir, este trabajo puede considerarse la contribución más importante de toda la patología española, aunque se le ha criticado su falta de correlación clinico-patologica, dogmatismo en la adscripción al concepto clasificatorio histogenetico y negación del meduloblastoma. Pero su importancia queda reflejada en el hecho de haber sido traducido al inglés, al cabo de los años, por la editorial norteamericana Charles Thomas: The microscopic anatomy of tumors of the central and peripheral nervous sistem, Springfield, 1962, y dedicado a la memoría de aquel hombre tímido, sensible y modesto. Es significativo que en la amplisima bibliografia citada por Hortega solo hay quince trabajos de autores de habla española. Dentro de esta exigua cifra, la contribución española es aún menor.

Más tarde, en Buenos Aires fue fundador de la revista Archivos de Histología Normal y Patológica, en la que publica numerosos trabajos: en 1940, su exposición sobre los tumores del nervio óptico y sobre los neuroblastomas; en 1941, «sobre nomenclatura y clasificación de los tumores del sistema nervioso» y del glioepitelioma al glioblastoma isomorfo»; en 1943, sobre los neurofibromas de Recklinghausen (lemmocitomas) y otro sobre meningoexoteliomas, y en 1944 escribe sobre los oligodendrogliomas y sobre los tumores del nervio y el quiasma ópticos.

En esta época establece el carácter glial de los elementos celulares que acompañan a las neuronas de los ganglios espinales y simpáticos y recopila las alteraciones citológicas de las células nerviosas y neurogliales.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s