¡Ataque frontal a la escuela desde el Partido Popular!


“Desde las consejerías de educación ha existido un silencio permanente, hasta el punto de negar el pan y la sal a los equipos directivos y, en general, al profesorado”, comentó Jesús Salamanca al diario El País.

Parte de los representantes de formaciones políticas que comparecieron en el Aula Mergelina

Parte de los representantes de formaciones políticas que comparecieron en el Aula Mergelina

Por Jesús Salamanca Alonso / Había mucha expectación por conocer los planteamientos de las distintas formaciones políticas en educación; máxime tras los recortes abrumadores del Partido Popular en los últimos cuatro años, así como por la eliminación de muchos derechos sociales y derechos adquiridos por parte del profesorado y el irreparable daño que se ha hecho desde las consejerías de educación de las comunidades autónomas donde ha gobernado el partido de Mariano Rajoy; de ahí que el Aula Mergelina de la Facultad de Derecho estuviera casi llena. Hasta los periodistas japoneses — que estaban preparando un documental sobre Podemos– causaron especial interés y atractivo.

El presidente de la Comisión de Educación del PP en Valladolid comenzó haciendo un reconocimiento a la dirección de los centros. Tal cuestión generó malestar entre los presentes al comprobar que era un claro ‘brindis al sol’, sobre todo si tenemos en cuenta la travesía del desierto a la que han sometido a los equipos directivos y, particularmente, a los directores. Según él, “la dirección es uno de los pilares básicos en los que se fundamenta la mejora de la calidad de la enseñanza”. Pero se quedó corto. No contó la represión por la que han pasado estos últimos cuatro años los directores de los centros. Desde las consejerías de educación ha existido un silencio permanente, hasta el punto de negar el pan y la sal a los equipos directivos y, en general, al profesorado.

Y no solo ha habido silencio, también se ha detectado dejadez, desidia y vagancia en la propia Consejería de Educación, al menos en la de mi comunidad autónoma. Y vamos más lejos: tras la selección de directores en el mes de junio, se ha intentado –con malas formas, peores artes y nefastas intenciones (documentación a disposición del lector y en manos del Procurador del Común) sustituir a algunos directores incómodos, intentando meter con calzador en la dirección de los centros a docentes afines al partido, afiliados, estómagos agradecidos, trepas,…

En el caso de la educación de personas adultas –de la que ni se mencionó el nombre en el Aula Mergelina– ha existido todo un compendio de despropósitos desde la propia consejería de Juanjo Mateos, hoy ocupada por Fernando Rey Martínez (aún no sabemos si sabe hablar, porque está desaparecido). Uno de esos despropósitos ha sido la “economía de guerra” a la que han sometido a los centros educativos, la supresión de profesorado, la supresión de ofertas formativas, el aumento de ratios, la subida de IRPF, la eliminación de paga extra de 2012 y otros complementos, el aumento de horas semanales, el recorte de las sustituciones ante situaciones de bajas laborales,…

Incluso algunos centros han tenido que pedir al alumnado que acudiera con sus propios ordenadores para poder trabajar o hacer exámenes finales, porque desde la Dirección General de Política Educativa Escolar se ha prohibido la compra de material informático. Y no solo se ha prohibido sino que — con una clara actitud chulesca y altanera– se ha dado por escrito a los servicios periféricos de educación. Sin duda, la ignorancia es muy atrevida, aunque antes o después el tiempo y los méritos acaban poniendo a cada uno en su sitio. Solo ha faltado a los equipos directivos tener que poner dinero porque la Consejería de Hacienda y Economía va a su aire, como los carruseles de feria. ¿Alguien conoce que un trabajador adelante dinero a su empresa por dejadez o falta de liquidez de esa? ¿Quieren que responda? Prefiero que lo hagan ustedes.

Ahora que llegan las elecciones generales vamos a aprovechar a mostrar a la sociedad el daño que ha hecho el Partido Popular a la educación, en connivencia con las consejerías de educación de las comunidades donde gobierna. Tal vez el daño no sea tan doloroso como el que ha hecho la LOGSE a varias generaciones, pero daño es, al fin y al cabo, aunque de otro tipo. Doy fe.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s