Burgos, o la indignidad


Leído en DIARIO LIBERAL / El PP ha perdido la escasa dignidad que le quedaba en Burgos. Y ahora no solamente serán indignos, sino que además tendrán la guerra, en forma de guerrillas urbanas propiciadas por todos los descontentos del sistema y adversarios ideológicos, que son multitud.

Burgos tiene un alcalde del que lo mejor que podemos hacer es no decir nada, por caridad cristiana, pues es evidente que es la incompetencia con patas. Y cobarde, que se escuda detrás del vicealcalde, cargo o rango absurdo, que no tiene sentido alguno en una ciudad de escasamente 180.000 habitantes.

Del (todavía) ministro del interior, poco podemos esperar, como no sea alguna filtración antes de tiempo de cualquier importante operación policial, o meteduras de pata similares. Y, por supuesto, su total incapacidad para enviar a Burgos una buena parte de las “lecheras” de la policía nacional, para poner las cosas en su lugar, en defensa del Estado de Derecho.

Cuando un Ayuntamiento, legalmente constituido, y elegido democráticamente, que cumple lo que había dicho  en su programa electoral, merece todo el apoyo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, frente a 3.000 energúmenos, que escasamente representan el dos por ciento de la población de Burgos…

Ceder en estas condiciones, frente a la presión de la calle, significa lanzar un mensaje a la población y fundamentalmente a los grupos políticos minoritarios y de presión: con la fuerza todo es posible, o la fuerza está por encima del Derecho.

Ignoro si este Alcalde ha tomado la decisión motu proprio, o le ha sido impuesta por el partido, pues por la mañana decía una cosa y por la tarde la contraria. No se si el PP tiene miedo a que el fenómeno Gamonal se extienda por toda España, pero lo que está claro es que la demostración de debilidad frente al adversario, sobre todo cuando uno se basa en la Ley y el adversario en la violencia, es un mensaje muy peligroso para una sociedad como la española, que por menos de nada monta un 2 de mayo o un 18 de julio…

En fin, Dios quiera que el PP no tenga que arrepentirse de su tibia defensa del Estado de Derecho, frente al acoso de los violentos.

2 Respuestas a “Burgos, o la indignidad

  1. Completamente de acuerdo con el autor. La bajada de pantalones del PP ha sido de campeonato. Ahora sé lo que nos podemos esperar de ellos en la defensa de la vida, por ejemplo, cuando ayer vimos en el Congreso cómo dejaban sólo a Gallardón, y el propio Rajoy decía que había que buscar un consenso…
    Es evidente que el PP es un partido de cobardes, y lo siento mucho, pues yo les voté en las últimas elecciones generales, pero no volveré a caer en el mismo error.

    Me gusta

    • Tienes razón, Antonio. Hace tiempo que han demostrado que no se puede confiar en ellos. Han perdido todo tipo de credibilidad. Se traicionan entre ellos. Cada uno va a su bola. Precisamente esa actitud es el origen de que la gente haya dejado de creer en ellos. Cuando lleguen las elecciones, más d euno va a tener que dar explicaciones y, sin duda, otros tendrán que salir corriendo, porque la ola de escraches que se está planificando es brutal contra la derecha.
      Tengo un sentimiento parecido al tuyo: hace tiempo colaboré con ellos y,….no hace falta que te diga que me sentí traicionado, porque un director general al que me refiero, en la comunidad de Castilla y León, «se echó al monte». Cualquier cosa con tal de mantener la mamandurria y continuar en el ‘machito’ con todas sus prebendas.
      Gracias por tu comentario. Jesús

      Me gusta

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.