Archivo diario: octubre 13, 2013

La Fiesta Nacional… ¿de España?


Panorámica de la Plaza de Cataluña, donde miles de españoles celebran la fiesta nacional y el rechazo al  'bandolerismo' del independentismo catalán.

Panorámica de la Plaza de Cataluña, donde miles de españoles celebran la fiesta nacional y el rechazo al ‘bandolerismo’ del independentismo catalán.

Por Xavier Carrió Jamilá / Hoy en la Plaza Cataluña han salido miles de catalanes a decirle a Artur Mas que este no es el camino, que su “derecho a decidir” es solo su deseo de poder vivir en paz junto a otros, que piensan distinto y  no el derecho a decidir de otros que se creen más listos y deben ser los privilegiados,  aunque sean el 50% de los catalanes, quienes sigan con su ensoñación de una Cataluña egoísta e imposible, como miembro de la UE.
A pesar de que el aparato mediático del independentismo sigue funcionando a toda marcha, bien engrasado con las subvenciones del señor Mas a la Vanguardia, TV3, Omnium Cultural, casales embajadas y a todo aquel que jure acatamiento… Subvenciones que, a su vez, son subvenciones del señor Rajoy y de todos los españoles (sí, tuyas y mías) que llegan mes a mes por la vía de la ayuda a las autonomías y que sirven también para que mossos, maestros o sanitarios puedan seguir cobrando a fin de mes.

La provincia de Palencia no cuenta en la carrera sucesoria del PP


Fernández Carriedo, presidente del PP palentino. Un gran vasallo cuanto tiene buen señor.

Fernández Carriedo, presidente del PP palentino. Un gran vasallo cuanto tiene buen señor.

Ayer me preguntaba un afiliado del PP sobre las posibilidades de PALENCIA. Pues Palencia apenas cuenta de cara a la cuestión sucesoria de Juan Vicente Herrera. Hasta ahora nadie ha sacado la orejita con ganas de medrar o prosperar a costa del partido.

Carlos Fernández Carriedo es un ‘segundón’ sin aspiraciones de guerra. Carriedo es una gran persona y un gran vasallo, pero precisa de un buen señor para poder destacar. Él no está destinado a ser  señor con vasallaje. Eso sí, tiene un gran mérito: ha sabido mantener en paz entre los afiliados palentinos, aunque dos ellos pretendieron hacerle la cama. Por cierto, para mantener contentos a esos dos se adoptó la solución de darlos un cargo: a uno en el Ayuntamiento palentino y a otro en la Delegación de Gobierno de Castilla y León. Agradecidos ellos, optaron por callar y sentarse en el sillón de los agradecidos. No hay más que comentar.