¿Por qué piden lo que han ayudado a destruir?


manifa2

“Pagar 1.600 millones de euros a los liberados sindicales –muchos de ellos lastres innecesarios que dificultan las marchas de las empresas y que cobran por no trabajar sino al ritmo de intereses sindicalistas muy alejados de los derechos de los trabajadores– es una aberración en tiempos de crisis en que se ven recortadas las prestaciones sociales a los pensionistas. Ni siquiera ese obligado sacrificio contra los ancianos con derecho a pensiones que son irremisiblemente congeladas, da esa cantidad que se regala a muchos sobrantes sindicados”, decía en su libro Ignacio Fernández Candela.

No hay duda que el principal culpable de la actual situación es el presidente del Gobierno saliente. Zapatero dejó España para el arrastre con la colaboración continua y continuada de los sindicatos de clase, uno socialista y otro comunistas; ambos se embolsaron millones de euros por aceptar EREs, cierres de empresas y callarse cuando cientos de empresas caían por el acelerón de una crisis que zETAp no reconoció y que solo Pizarro supo ver con claridad. Lo primero era la prebenda personal y después la sindical. Con esas cabras envejecidas es difícil hacer un buen rebaño.

Respecto al presidente zETAp, Ignacio Fernández Candela ha hecho la descripicón más serena y certera de cuantas recuerdo. Lo busco en su libro (“La afilada navaja de Ockham II”) y dice lo siguiente: ” No existe más culpable de esta situación que la ruindad del peor presidente del Gobierno que podía caer en desgracia en cualquier país del mundo. Un majadero sospechoso de tantos delitos que solo puede comprenderse su continuidad, imaginando las cresas cuentas de los que le encubren y dignifican pese a sus obras”.

Y seguía diciendo Fernández Candela: “Más allá de los tejemanejes de estos marrulleros para ganar las elecciones (…) está la realidad avisada por los que fueron tildados de antipatriotras, de una crisis que se siente visceralmente a pie de calle y cuyas consecuencias se padecen,…”

¿Y qué decir de esas organizaciones mafiosas de la izquierda “rogelia” que no sienten vergüenza por seguir ‘haciendo el indio’ el día 1º de Mayo?. Entre el UGT, CCOO y CGT inundan las calles de rojo despreciable pidiendo lo que –al menos los dos primeros– no solo no supieron proteger sino que ayudaron a destrozar: el trabajo. Con sus banderas anticuadas, despreciables y reiterativas ‘manifa tras manifa’ rompen la tranquilidad de la calle y alteran el centro de las ciudades en beneficio propio, sin darse cuenta del daño que hacen a la ciudadanía. Nunca entenderemos que las autoridades no sean capaces de construir un manifestódromo para esta gente y dejar que se manifiesten hasta los sábados y los domingos. Y de paso que sirva también como procesiódromo para Semana Santa. Por suerte, situaciones como los EREs de Andalucía han llevado a esas organizaciones de clase al desprecio más rastreros del que tardarán en sacudirse.

¿Qué dice Fernández Candela de ellos? Pues lo siguiente: “En el 2010 se sabe que los principales sindicatos del país, UGT y CCOO, fueron pagados por los silencios, ante la caótica situación laboral, con 192 millones de euros (…) como 192 fueron las víctimas de la matanza del 11-m ¿Otra paradoja de un destino delator? Ciento noventa y tres millones (…) de cobro chantajista en que conviene un Gobierno de prácticas mafiosas para encubrir los muchos desmanes de una nefasta gestión que ha acabado con los recursos de España (…)”

Una respuesta a “¿Por qué piden lo que han ayudado a destruir?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .