Rebelión de algunas comunidades


De nuevo regresa “Pancho Villa” a las comunidades autónomas para poner de manifiesto que el caos y la descoordinación son notas comunes en esos reinos de taifas que están arruinando España y transmitiendo la mala imagen del Estado por los cuatro puntos cardinales de la Unión Europea. Pero vayamos aportando datos para ver cómo las comunidades actúan como el ejército de Doroteo Arango (Pancho Villa).

De todos es sabido que en septiembre habrá un aumento de alumnado por clase. Cada vez que llega un Gobierno saca nuevas normas y deja que las autonomías adapten su normativa a ellas; el problema está en que, en función del color político, se dan casos de ‘rebelión’ y descoordinación tanto en educación como en sanidad o en muchos otros sectores. Con respecto al segundo ciclo de la educación infantil y toda la educación primaria, la nueva norma eleva de 25 a 30 la cifra máxima de alumnado. Una auténtica aberración educativa. Hay que ser un insensato, un trepa o un desconocedor de la realidad para caer tan bajo. Pues por si no lo habían adivinado, en Castilla y León se dan todos esos adjetivos en los dirigentes político-educativos.

La ratio pasará de 30 a 36 en ESO y de 35 a 42 en bachillerato. Volvemos a la situación de hace 30 años y más. ¿Tanto luchar durante varias décadas para que un grupo de ‘degenerados intelectuales’, que se hacen llamar políticos, caigan en semejante bajeza? Lo peor de todo es que la descoordinación ya ha surgido entre las comunidades autónomas. Por ejemplo, Galicia, Andalucía y País Vasco no van a llevar a cabo las ratios indicadas a las que alude el real decreto-ley 14/2012. Otras como Rioja están en plena reflexión y Navarra también se lo está pensando. ¿Van reconociendo ustedes poco a poco al ejército de Pancho Villa?

Son datos para ir abriendo boca, porque el escándalo se está abriendo camino poco a poco. Prueba de ello es cómo el presidente de la Junta de Castilla y León se lleva un sinfín de pitos, abucheos y palabrotas allí donde acude: ayer, por ejemplo, le toco soportarlo en la sede de Fomento y Agricultura. Esos abucheos forman parte de la campaña abierta contra los desajustes y desbarajustes que protagoniza la Junta de Castilla y León; gritos que se acompañan con pancartas y cartas que rezan: ¡”Sobran políticos”!

Volviendo al tema educativo, no hay duda que esos datos van a empeorar sobremanera la situación del sistema educativo, socavarán la convivencia entre el profesorado en los centros, dejarán de lado la calidad educativa y se aparcará “sine die” la atención a la diversidad. Los profesionales de la docencia entendemos que la ratio debe ser necesariamente flexible y ponerse en concordancia y relación con el alumnado de cada centro que requiera una atención a la diversidad.

A partir de septiembre se va a echar un pulso a las Consejerías de Educación con la presentación en abundancia de bajas del profesorado, hasta que comprenda que cada baja no puede ser asumida por el profesorado que quede en el centro y mucho menos durante 10 días. Cualquier político tiene que ser tonto, pero muy tonto, para no entender esta realidad. Bien es verdad que si un político tiene que votar de vez en cuando en el Congreso de Diputados y equivoca el botón (hay que saber elegir entre tres botones), ya me dirán ustedes cómo va a entender algo tan razonable como lo expuesto.

Se van a cerrar aulas de EPA, se cerrarán también aulas rurales, se recortará en la puesta en funcionamiento de ciclos de FP, se anula la formación profesorado, aumentarán los problemas de convivencia, las aulas de bachillerato serán verdaderos almacenes de jóvenes, el aumento de la jornada lectiva hará que se recorte por otro lado y se implante la picaresca,… Medidas como las anunciadas harán que el profesorado se desentienda de cuestiones administrativas que solo sirven para que los políticos se luzcan y den a entender que trabajan.

Al aumentar el tiempo lectivo del profesorado vamos a comprobar cómo a éste se le quita un tiempo fundamental para trabajar en otras actividades que redundan en beneficio del aprendizaje del alumnado, se abandonarán proyectos de innovación educativa por falta de tiempo, la atención a los padres será simple faena de aliño, las clases no se podrán preparar con la minuciosidad que se requiere y las tutorías se ceñirán a ‘largas cambiadas’ para salir del paso.

Duele comprobar la situación a la que nos han llevado los políticos de turno. Ellos jamás ‘se cortarán el brazo’. Duele también que no entiendan que lo que sobra para ahorrar son órganos, organismos y cargos, muchas veces inútiles para la convivencia diaria.

Sobran quienes han generado la crisis, por eso en Castilla y León consideramos muy positiva la campaña de abucheo, acoso y derribo contra Juan Vicente Herrera y su Gobierno de ‘atizadores’; una campaña que comenzó el viernes, día 6 de julio, y se mantendrá en todas sus salidas por las comunidad. En el siglo XXI aún está pendiente la revolución social. ¿Alguien lo duda?

Una respuesta a “Rebelión de algunas comunidades

  1. La Formación Profesional requiere de profesores especializados.
    Comentario escrito en junio del 2012

    Soy profesor de FP, (electricidad) en Castilla y León y le voy a contar a quien me quiera escuchar, como podría mejorarse este tipo de enseñanza desde el punto de vista del profesorado.
    El problema de base es que las leyes que regulan las oposiciones e interinidades a profesor de secundaria son similares a las del profesorado de FP y no deberían serlo.
    Me explico con unos ejemplos: entiendo que un licenciado en químicas pueda impartir clases en secundaria o bachillerato de matemáticas, física y módulos de los llamados “de ciencias” con garantías de que pueda hacerlo bien o que un licenciado en historia pueda dar clases de literatura, lengua, filosofía e.t.c. decentemente, pero ¿eso mismo ocurre en FP? Un licenciado en informática podrá ser un buen profesor de chapa y pintura, soldadura o de administrativo? Opino que no.
    Llevo 7 años dedicado a la docencia en la rama electricidad-electrónica y en estos años he conocido profesores de electricidad con muy pocos conocimientos. Hace varios años en un curso de formación de profesores un compañero me pedía ayuda para realizar unas prácticas, (le costaba cablear), tuve con él más o menos la siguiente conversación:
    – Perdona que te pregunte tanto es que me lio un poco con tanto cable, soy licenciado en físicas- me dijo.
    – Anda¡ ¿Y como te dio por meterte a dar clases de electricidad?- le pregunté.
    – Es que para física hay muy pocas plazas para muchos candidatos, solicité ser profesor de electricidad, me llamaron para hacer sustituciones y en eso sigo.
    Continué conversando con él, un chico muy majo por cierto, y quedé pasmado cuando me dijo:
    – …una vez me toco dar clases en el módulo de “automatismos industriales”, fue en ese momento cuando vi un contactor por primera vez.
    (esto es como si alguien se pone a dar clases de informática y no ha visto en su vida un ordenador)
    Hay gente que acaba una carrera o se queda sin trabajo y oposita a la especialidad en la que cree que tiene más posibilidades aunque eso no sea lo que más domine. Y no les critico, hacen bien en buscarse las habichuelas donde puedan, a quien critico es a la administración que no diseña un sistema mejor desde el punto de vista de la calidad de la enseñanza.
    No estoy diciendo que se impida que cada persona se presente a lo que quiera, pero sí que desde la administración se valoren más los méritos que son más apropiados para cada puesto como profesor en la FP.
    No ha de “contar” lo mismo para ser profesor de informática que tengas una ingeniería en informática o en minas o forestales.
    En mi caso, hice FP I y FP II en electricidad( 5 añitos entre circuitos, motores y demás) pues bien, para ser profesor de electricidad eso da los mismos puntos que un cursito de procesadores de texto de 30 horas, que hice on line el año pasado. Repito por si no ha quedado claro, la Junta opina que tiene el mismo mérito para ser profe de electricidad haber hecho un curso de 30h de Word que 5 años de FP eléctrica.
    Muestro aquí una parte del decreto que lo regula donde se puede comprobar. ORDEN EDU/495/2010, de 15 de abril
    Por cada titulación de técnico superior en Formación Profesional 0.2 puntos
    Pos asistir a cursos, seminarios …. 0.07 puntos por cada hora
    En este caso un curso de 30h supone 3×0.07 = 0.21 puntos

    Por otro lado he trabajado como electricista, (lo que aprendí lo aplico a las clases más que lo que me enseñaron en la ingeniería…pero eso, para ser profe de electricidad no vale nada para la administración, ni una décima)
    Tengo una ingeniería en electricidad, eso cuenta lo mismo que ser licenciado en matemáticas (curioso)
    No todos valemos de la misma forma para todo. Yo podría, por titulación, dar clases de administrativo…¿Cómo lo haría? contándoles a los alumnos poco más de lo que se lee en el libro de texto, serían unas clases pobres y aburridas (tranquilícense los estudiantes de administrativo que por vergüenza torera no se me ocurriría tal despropósito… o sí, si la crisis aprieta… ¡quien sabe!)
    Por lo tanto propongo que se revise esta forma de elegir a los profesores de FP, he sido alumno de FP, soy profe de FP, créanme, se de lo que hablo. Esto mejoraría mucho este tipo de enseñanza y además no supone ningún coste económico elegir de forma más acorde al profesorado de FP.
    Un saludo a quien haya sido capaz de leer esto hasta el final y una cena al político o funcionario con posibilidades de cambiar algo en la enseñanza que quiera debatir esta propuesta…durante esa cena a la que le invito.
    juancarlosprofesor@hotmail.es

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .