¡Un ejemplo de mala educación y peor comportamiento!


Hace un año más o menos de lo que voy a contar: un grupo de adolescentes (7 u 8) estaban en el autobús pasándoselo en grande y a su aire, haciendo uso obsceno de tacos y retacos de muy mal gusto, sin darse cuenta que molestaban a los demás viajeros. No había ningún asiento vacío. En una de las paradas sube una mujer embarazada y, el conductor, al ver que nadie se levantaba dijo: «Por favor, ¿pueden dejar un asiento libre para la señora». Sí se levantaron dos hombres de mediana edad (entre 40 y 50 años, más o menos). Lo llamativo de la cuestión es que, mientras eso sucedía, una voz adolescente de mujer que formaba parte de ese grupo de ‘descerebrados’ al que hacía referencia al principio gritó: «¡Quien se la tiró que le deje el asiento!». El silencio era sepulcral en ese momento pero nadie intervino, excepto el conductor: ¡»Qué mal educadas son algunas!» Mientras tanto, la jovencita se escondía en el grupo sin rechistar.

Todo lo narrado sucedió en Valladolid y el grupo de jóvenes gritones pertenecían a un afamado centro privado de enseñanza de Pucela. Acudían a clase…. supongo que a formarse y prepararse para el futuro.

Como ven, apreciados lectores, cuecen habas en todas partes. Está demasiado extendida la mala educación y alguien tiene que hacer propósito de enmienda para correr a gorrazos a este tipo de ‘animalitos’ imberbes e imberbas, como diría Bibi Aído y a  toda esa colección que hace uso habitual del «todos y todas».

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.