Archivo diario: abril 10, 2012

Socialismo: ejemplo de desprecio, indignidad y sinrazón.


Ladrones de manga ancha y colmillo retorcido.


Por Geppetto.- El socialismo es la grave enfermedad que tiene la democracia española, el virus que destruye todo lo que toca, la esencia de lo que jamás debe ser un partido político; es la segunda vez en 20 años que arruina España, que roba a manos llenas y deja el Estado en bancarrota y es la segunda vez porque la primera le salió divinamente, nadie le pidió cuentas, nadie le mandó al juez para que hiciera balance y detuviera a los delincuentes y claro, al PSOE le sucedio lo que a Bonnie & Clyde, como les salió bien el primer golpe siguieron.
Sigue leyendo

Hipocresía socialista


El socialismo del siglo XXI es una forma rácana y aprovechada de disfrutar de los ahorros de los demás, gastar lo ajeno y echar la culpa al maestro armero cuando ven vacía la hucha.

“El grupo socialista está absolutamente dispuesto a echar una mano. Sabemos perfectamente lo que es gestionar una crisis. Llevamos tres años de crisis y tres meses de caos”, ha dicho Soraya Rodríguez, la ‘vocera’ socialista en el Congreso. Uno se lo creería si no fuera por las barbaridades que hemos tenido que presenciar durante el último “septenio negro” del socialismo a la española. No hay más que echar un vistazo al tremendo elenco de subvenciones y entes subvencionados para comprobar que esta Soraya, la socialista, sigue tan perdida, desconcertada, desacreditada y desacertada como de costumbre.

Sigue leyendo

Una bomba de relojería.


Por Xavier Carrió.- El anuncio de un nuevo recorte de 10.000 millones más a los pocos días de haberse presentado los Presupuestos Generales del Estado,  esta vez en sanidad y educación, ha puesto a la Comunidades Autónomas en la diana sobre una de las causas de este déficit desbocado que nos ha llevado a una situación límite al borde de la intervención.  
Cuando se instauró el sistema se pensaba exclusivamente en efectuar una descentralización de tipo administrativo para acercar y mejorar los servicios al ciudadano como tienen muchos de los países de nuestro entorno. Esto no ha sucedido así y en este momento estas Comunidades y sus subdivisiones posteriores se han convertido en el principal obstáculo para poder salir de la crisis.