Un insulto a la inteligencia


Por Xavier Carrió.- Lo que hemos contemplado esta semana a partir de la pretendida Conferencia de la Paz y  el posterior “manifiesto” de los etarras, y viendo el posterior alborozo de los socialistas y por extensión de casi toda la casta política,  es algo que rebasa la capacidad de entendimiento de la mayoría de españoles y viene a ser un insulto a su inteligencia.  Los etarras no han decidido rendirse, ni mucho menos renunciar a sus objetivos políticos como nos cuentan los lloriqueantes Zapatero y Rubalcaba más un voluntarioso Rajoy al que se le nota demasiado cuando miente, que será a quien le tocará reconducir probablemente este desaguisado.
Con su actuación ha conseguido hacer valer en la escena internacional su enfermiza interpretación del llamado «conflicto», de tal forma que en lugar de un grupo de sicarios terroristas que asesinan a inocentes, ha conseguido caracterizarse como un grupo independentista que recurre a la lucha armada para defenderse de la imposición de un estado extranjero con cuyas instituciones negocia de tú a tú.
ETA no abandona el terrorismo sin obtener concesiones políticas, como anuncia Rajoy y celebra Rubalcaba. Simplemente deja el terrorismo porque ya ha obtenido todas las contrapartidas posibles por parte del Gobierno del PSOE y, para culminar el resto de objetivos por los que la banda lleva asesinando cincuenta años, la violencia ya no es rentable. La ETA ya tiene una franquicia política dirigiendo ayuntamientos y diputaciones vascas, y otra en marcha con la que obtendrá seguramente representación en las cortes generales, probablemente con grupo parlamentario propio.
Como era previsible, la mayoría de los españoles no se han tragado lo recogido en el último manifiesto de la ETA y su interpretación canónica por parte de las principales fuerzas políticas donde se muestra con claridad que la pretendida victoria del Estado de derecho no es más que una vergonzante capitulación del estado español. Esta nueva situación ha sido captada por el independentismo radical vasco que ya ha sacado a las calles de Bilbao a miles de sus integrantes pidiendo una pretendida negociación directa sobre el futuro vasco entre ellos y los estados francés y español y gritando que sin amnistia a los presos no habrá paz. Solo viendo a los cabecillas etarras de toda la vida bailar de contentos como Permach, Barrena o Etxevarría saltar de contentos es que esto se ha hecho francamente mal. Su alegría ha sido siempre nuestra maldición. Ellos si han sabido capitalizar lo que se está vendiendo por parte de esta vergonzosa casta política como una victoria, lo que no es más que una vergonzante claudicación.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.