Archivo diario: octubre 6, 2008

Sin ascensor en un colegio público. ¡Lamentable!


Portillo, a 25 de Septiembre de 2.008

Ya tenemos bastante con los problemas que trae la ubicación del Colegio de Infantil y Primaria en Portillo como para que tengamos que padecer la no instalación de un montacargas o de un ascensor que permita que los niños con algún problema físico, y que han sido ubicados en las plantas primera y segunda del edificio, puedan acceder a sus aulas.

No es normal que haya que cargar con niños en brazos para que puedan asistir a clase; y esto en lo mejor de los casos, pues hay otros en que se opta por no llevarles. Son varias las peticiones y por distintas vías las que se han hecho a distintos organismos públicos. Nadie contesta o “echa balones fuera”, y mientras tanto uno de los problemas más graves del edificio que, por cierto, ronda o ha cumplido ya los veinticinco años, sigue ahí. Habrá que solventar el problema, ¿no?.

Carlos Gómez Iglesias

Portillo

NOTA DEL EDITOR.- No suele haber dinero para lo necesario, pero para lo que interesa a los politiquillos de la comunidad, las celebraciones de diputados, inauguraciones de la Junta de Castilla y León y fiestas de toda índole siempre hay fondos. ¿Acaso no aparecen casi siempre  en la foto dándole al tintorro, al jamón y al queso?

Es el ‘sino’ de León y de Castilla. Juan Vicente Herrera se ha convertido en el Pancho Villa del momento; ya no puede controlar a sus huestes. Han hecho de la dejadez su bandera. ¡¡Castilla precisa un cambio urgente!!

Eguiguren apaleó a su mujer. Hasta ahora, el PSOE lo bendice


El ex presidente del Parlamento Vasco y secretario general del PSE-PSOE de Guipúzcoa, Jesús Eguiguren, ha sido condenado por un juzgado de San Sebastián a una pena de 17 días de arresto como autor de una paliza propinada a su esposa el 10 de febrero último. Los hechos probados en la sentencia, notificada ayer, establecen que el dirigente socialista golpeó a su mujer con las manos, un paraguas y un zapato en el contexto de una fuerte discusión conyugal suscitada por la sospecha de que Jesús Eguiguren mantenía relaciones sentimentales con otra mujer.

Chuchi Eguiguren, maltratador de género y despreciable presidente del PSE-EE

Chuchi Eguiguren, maltratador de género y despreciable presidente del PSE-EE

Gobierno de suspensos, mediocres y estúpidos ¿Se puede mejorar? Sin duda.


un gobierno de suspensor

Ejecutivo de Herrera Campo: un gobierno de suspensos

¿Para qué está el Gobierno regional de Herrera, además de para hundir a León y a Castilla? Sepa el señor Villanueva que otros gobiernos regionales dan sopas con onda al Ejecutivo de Zapatero y obtienen provecho. Y lo que es más importante: obtienen credibilidad, perspectivas de futuro, proyección nacional y rentabilidad. Por favor, señor Villanueva, manténgase callado hasta que le digamos lo contrario.

Con su silencio, apreciado Tomás, Castilla y León saldrán ganando y usted se evitará el ridículo más estruendoso. Se lo prometo. A cambio Renault-Valladolid pasará la crisis sin pena ni gloria.

Bibiana Aído consiente maltratadores de género en el PSOE


Jesús Eguiguren estuvo a punto de matar a su mujer por maltrato. Bibiana Aído consiente maltratadores en el PSOE ¿Estamos ante una ministra masoquista? No solo no lo vamos a consentir, sino que lo vamos a perseguir hasta las últimas consecuencias. Nos reiremos de Aído hasta que adopte una decisión ética o dimita.

nunca una ministra como Aido habia supuesto un desastre para su propio partido

Nunca una ministra como Aído había supuesto un desastre para su propio partido

“De acuerdo con la sentencia del juez Fernando Andreu, el secretario general del PSE-PSOE de Guipúzcoa, Jesús Eguiguren, produjo a su esposa hematomas y contusiones en las zonas parietal y occipital del cuero cabelludo, en los hombros, brazos, codos,-manos, glúteo y muslos, lesiones que tardaron en curar un total de 20 días y que no dejaron secuelas”.

“La paliza estuvo precedida por una discusión iniciada sobre las 22 horas del 10 de febrero último, en el momento en el que el dirigente socialista regresó a su domicilio”.

“Assunta Zubiarrain expresó a su marido, airadamente, las sospechas que albergaba sobre su supuesta infidelidad conyugal y de las recriminaciones iniciales pasó a los insultos reiterados a la vista de que su esposo se negaba a darle explicaciones al respecto”.